Opinión / Rafael Fenoy Rico

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

La expulsión de los jesuitas

4/17/2017

Rojo y Negro

La expulsión de los jesuitas

Rafael Fenoy Rico | Secretario de Comunicación Educación de la Confederación General del Trabajo (CGT)

Hace 240 años Carlos III firmaba lo siguiente: “He venido en mandar se extrañen de todos mis Dominios de España, é Indias, las Islas filipinas, y demás adyacentes, a los religiosos de la Compañía”. El real decreto, que expulsaba a la Compañía de Jesús, de 2 de abril de 1767 se publicaría en: “las Puertas del Real Palacio, frente al balcón principal del Rey nuestro Señor, y en la puerta de Guadalajara, donde está el público trato y Comercio de los Mercaderes” De esta forma se daba publicidad a la expulsión, entre 5300 y 6000 miembros de la orden religiosa, de los territorios de la corona de España, mitad de aquí y otro tanto de territorios de ultramar.

Las causas de esta “deportación en masa” son múltiples. Unas utilizadas para justificar el asunto, otras esencialmente políticas y económicas. Lo cierto es que la Compañía de Jesús había sido expulsada pocos años antes de otros países como Portugal (1759) argumentando el haber instigado revueltas y atentado contra la vida del rey; y en Francia (1762), por una malversación de fondos. Carlos III argumentó que estaban detrás del motín de Esquilache. Lo cierto es que al desaparecer la orden los monarcas podían ejercer un mayor control sobre los cleros de sus territorios y mediante regalías incluso obtener dineros de quienes aspiraban a ocupar cargos eclesiásticos o favores. Al tener los jesuitas un voto de obediencia directa al Papa, las monarquías no aceptaban que pudieran existir “estados extranjeros” dentro de sus estados. Por otro lado la apropiación de los cuantiosos bienes de los Jesuitas actuó como elemento dinamizador del “expolio”, e incluso el desmantelamiento de las comunidades autogestionadas de Paraguay donde se organizó un sistema económico, sin moneda, basado en el trueque. Este trágico suceso fue tratado en la película “La Misión”, que recoge parte de estas intrigas entre nobles, prelados y reyes.

 

 

Imprimir artículo | Volver



© 2017 Noticias de la Villa | Contacto | Aviso legal | Publimarkplus S.L.



validación del css validación xhtml validación del AA