Opinión / Opinión

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Por qué vienen los que vienen

8/29/2018

Por qué vienen los que vienen

Rafa Oliva | Emprendedor

Cada vez son más sorprendentes y peregrinas las críticas a los que entran saltando la valla de Ceuta o arriesgando sus vidas en una patera: “Vienen a contagiarnos enfermedades”, dicen algunos. “Traen móviles iPhone, graban vídeos riéndose”, dicen otros. “Van a quitarnos el trabajo”, o lo último que faltaba por oír: “son soldados que vienen a invadirnos”.

Hace unos días un conocido me decía que los que vienen son personas violentas y saltan la valla atacando a nuestras fuerzas de seguridad. Pues sí, es tristemente cierto. Los que vienen no son abogados, médicos o ingenieros, son personas desesperadas que harían cualquier cosa para que sus hijos no mueran de hambre.

Está claro que la inmigración incontrolada es un drama social que no podrá sostenerse por mucho más tiempo y que hay que hacer algo con carácter de urgencia. Pero… ¿Qué podemos hacer? Parece obvio que abrir las fronteras no es la solución, pero tampoco podemos levantar muros que generen cada vez más muerte y dolor. En vez de actuar sobre los síntomas hay que atacar la base, el origen de todo lo que está pasando, entender la raíz del problema haciéndose la siguiente pregunta: ¿por qué viene tanta gente a Europa?

Para responderla vamos a usar un método ideado por Sakichi Toyoda en las fábricas de motores Toyota para determinar la causa raíz de un problema: el método de los cinco ¿por qué?, donde cada respuesta es la base de la siguiente pregunta hasta llegar a una conclusión final.

Primer ¿Por qué?: ¿por qué viene tanta gente a Europa?

Primera respuesta: porque las condiciones de vida en sus países de origen son tan miserables que están dispuestos a arriesgarse a morir cruzando el mar en una patera por la ilusión de una vida digna que no siempre llega.

Segundo ¿Por qué?: ¿por qué las condiciones de vida en sus países de origen son tan miserables?

Segunda respuesta: porque el comercio y los medios de producción de sus países están en manos de multinacionales a las que no les preocupa el cumplimiento de los derechos humanos más básicos, con tal de que puedan maximizar sus beneficios. La codicia en grado extremo.

  Tercer ¿Por qué?: ¿por qué los medios de producción están en manos de multinacionales?

Tercera respuesta: porque la mayoría de los países africanos han sido colonias o protectorados de países europeos hasta hace pocas décadas, y estos países permitían que sus empresas explotaran los recursos naturales de los países africanos sin ofrecer prácticamente nada a cambio a la población local.

Cuarto ¿Por qué?: ¿por qué las empresas europeas no dan nada a cambio de explotar los recursos naturales de los países africanos?

Cuarta respuesta: hay varias razones para ello. La primera es el alto grado de corrupción existente en esos países, se le paga a los dirigentes (o directamente se coloca a dirigentes títere) para que hagan la vista gorda. Por otro lado, el analfabetismo y la incultura impiden que la población local llegue a darse verdadera cuenta de lo que ocurre, que están siendo robados y explotados.

Quinto ¿Por qué?: ¿Por qué hay tanta corrupción y analfabetismo en África?

Quinta respuesta: a los países africanos no se les ha permitido que sigan sus propios procesos de desarrollo. En el s. XVII, Europa descubrió en África vastos territorios y recursos de los que aprovecharse, pero sin importarles que esos recursos pertenecían a la gente que vivía allí. Grandes extensiones fueron ocupadas por la fuerza y sus poblaciones convertidas en trabajadores al servicio de los intereses occidentales. Se armó y utilizó a caciques locales como medio de control del pueblo, lo que ha provocado continuas revueltas y guerras internas. La ocupación, la opresión y la explotación por parte de occidente son las razones del subdesarrollo africano. Miseria, trabajo infantil, analfabetismo… según la Universidad de Tulane (EEUU) más de un millón de menores trabajan en los campos de cacao de Ghana y Costa de Marfil, por poner solo un ejemplo.

Llegando a esta conclusión, es sencillo dar las soluciones al problema de la inmigración ilegal:

  • Dejar de robar. Las multinacionales occidentales deben pagar un precio justo por los recursos que extraen de África.

  • Imponer sanciones a los que roben. Europa debe controlar a las empresas que exploten injustamente los recursos naturales de los países africanos.

  • Cooperar con el desarrollo de los países africanos. Ya es hora de que les devolvamos lo que les hemos estado robando durante más de trescientos años. Y no solo con infraestructuras, si queremos ayudar de verdad lo que hay que darles es educación y formación.

  • Nosotros mismos debemos estar dispuestos a pagar un precio justo por los productos que consumimos. Cosas cotidianas como el chocolate o los teléfonos móviles podrían ver su coste sensiblemente incrementado.

Si para comer chocolate barato es necesario que haya niños no escolarizados trabajando en las plantaciones de Costa de Marfil, yo no quiero ese chocolate. Si para tener un iPhone es necesario que haya semi-esclavos oprimidos por Señores de la Guerra en las minas de coltán, yo no quiero ese teléfono. Igual pasa con los diamantes, el uranio, los fosfatos…

Sí, nuestro nivel de vida posiblemente se reduzca de manera considerable. Pero hasta que no entendamos que la riqueza de occidente se debe en gran parte a la explotación y al saqueo de otros pueblos menos afortunados, no podremos seguir avanzando en conciencia. Mientras tanto, ofrezcamos al menos un rescate humanitario a los que se lanzan al abismo del Estrecho en busca de lo que les hemos arrebatado. Ellos no son nuestros enemigos, sino las multinacionales explotadoras y los gobiernos permisivos.

Vecinos y vecinas de la Villa, aprovechemos el descanso estival para reflexionar sobre nuestro modo de vida y el altísimo coste que supone para OTROS seres humanos.

Paz y amor.

Imprimir artículo | Volver



© 2018 Noticias de la Villa | Contacto | Aviso legal | Publimarkplus S.L.



validación del css validación xhtml validación del AA