Opinión / Cristina Tamarit Duarte

3/13/2014

La Esencia

La Ira

La Ira

Cristina Tamarit Duarte | Licenciada en Psicología

Es una emoción normal y saludable, cuando la utilizamos en situaciones de supervivencia (de hecho, enfadarse es necesario en esta vida), sin embargo, resulta negativa cuando aparece de una manera desproporcional en situaciones que hace que nos descontrolemos, la dirijamos mal o expresemos de forma perjudicial.

¿Qué nos pone de mal humor?

Pues los pensamientos que tengamos o asociemos a determinada situación, que hace que nos provoque esa ira. Dependiendo de cómo cada persona haya vivido ésta, la emoción será más o menos desagradable.

Ejemplos de situaciones de ira (que nos ponen enfurecido, rabioso, irritado, echando humo,…):

-Cuando no conseguimos los objetivos que nos marcamos (metas)

-Cuando se violan nuestros derechos o nos tratan de una forma injusta

-Cuando no se nos premia por realizar una conducta que sabemos que tiene esa recompensa

-En los niños, cuando no les gusta lo que alguien le dice o le hace

¿Qué debemos hacer?

Cambiar esos pensamientos por otros más adecuados.

Desde la Psicología, tanto a niños como adultos se les enseña una serie de herramientas que pueden utilizar para disminuir esa ira y responder de una manera más adecuada cuando algo les sale mal o no como a ellos les gustaría.

Las técnicas que utilizamos más efectivas se basan en el tratamiento cognitivo-conductual. Desde los pensamientos (cognitivo) ayudamos a comprenderlos y a tener un mayor control sobre ellos y desde la conducta, se les enseña una serie de habilidades para que se sientan competentes y hagan frente a esas situaciones.

Por último, la vida será mucho más feliz y pacífica si todos somos capaces de hacerle frente y recuerden, “lo único que hace que te pongas furioso, Eres tú mismo”.



Imprimir noticia | Volver








© 2018 Noticias de la Villa | Contacto | Aviso legal | Publimarkplus S.L.



validación del css validación xhtml validación del AA