Opinión / Javier Fernández Rocha

5/22/2014

¿Preocuparse u ocuparse?

¿Preocuparse u ocuparse?

Javier Fernández Rocha | Licenciado en Psicología, Master en Psicología Jurídica

En la actualidad, nuestra cabeza está llena de todo tipo de preocupaciones que van a apareciendo y se van enlazando en el tiempo para que estemos continuamente preocupados por todo lo que rodea nuestra vida. El trabajo, la familia y las relaciones personales son las fuentes más comunes por las cuales se genera preocupación en nuestra persona.

Las preocupaciones parecen surgir de la nada, generan un malestar en nuestro interior y, en poco tiempo, se convierten en incontrolables y paralizan toda nuestros pensamientos que sean diferentes a la preocupación.

Se han convertido en algo habitual en nuestra vida pero lo que muchos no saben es que las preocupaciones son la gran fuente de la que se nutre la gran temida Ansiedad. Se trata de estar continuamente dándole vueltas a un problema o preocupación que, como se ha demostrado, nos desgasta y nos paraliza, además de tener unas consecuencias sobre nuestra salud. Aumento de la tensión sanguínea, tensión muscular e inquietud son sólo un ejemplo.

¿Sinceramente creemos que cuanto mas nos preocupemos por un problema más rápido se va a solucionar? La respuesta es No, cuanto más centrados estemos preocupandonos por el problema en sí, menos centrados estaremos en buscar la solución a ese problema.

Si atendemos a la palabra ¨pre-ocupar¨ significa que estamos en la fase previa de la ocupación, por lo cual tenemos que centrarnos en ocuparnos y afrontar el problema en vez de ¨pre-ocuparnos¨. Tenemos la posibilidad de cambiar nuestra actitud sobre esta manera de vivir y aprender a ocuparnos de los problemas en vez de preocuparnos.



Imprimir noticia | Volver








© 2018 Noticias de la Villa | Contacto | Aviso legal | Publimarkplus S.L.



validación del css validación xhtml validación del AA