El Reportaje / Ramón Chamizo

11/27/2008

Unas horas vividas al cambiar un régimen

En este libro José Marín Jorge nos describe los hechos acaecidos en Los Barrios antes de la proclamación de la Segunda República, Mientras que en "Como pasaron mis años: recuerdos y una odisea vivida" son las memorias de este testigo de la Historia.

Ramón Chamizo

Este libro escrito por José Marín Jorge nos describe los sucesos y acontecimientos acaecidos en Los Barrios durante los meses anteriores a la proclamación de la Segunda República. Como se vivió este cambio político es descrito por Marín Jorge con todo lujo de detalles, y descripción de las personas que participaron en la Villa, sus protagonistas, partidos políticos, las diferencia entre los partidos republicanos locales y la constitución de la primera corporación republicana en Los Barrios, presidida por Benito Muñoz Medina.

“Unas horas vividas al cambiar un régimen” lleva un prologo de Benigno Salvatierra Medina en la que realiza una descripción del autor del libro y del que dice: “Recuerdo con claridad meridiana, cuando de una entrevista con él, allá en los primeros días de febrero de 1931, nació la idea de intentar formar un núcleo republicano en esta Villa, al cual dimos vida, empezando la gestación del Partido Juventud Republicana de Los Barrios, realidad fecunda y pujante , que a los pocos días, elevó este pueblo, tan bello y desgraciado, al ritmo que seguían los restantes pueblos de España, en el esfuerzo de derrocar el régimen monárquico; y al volcar mis pensamiento sobre el papel, recuerdo a Marín Jorge, el hombre bueno, el compañero intachable, lleno de nobleza, que fue el alma del partido; con su verbo fogoso y sincero...”.

En definitiva el libro es una pieza fundamental para entender las claves políticas de este período de nuestra historia local que desembocó, a nivel estatal, en la caída de la República, la llegada del golpe de estado y la instauración de la dictadura. En el se relata los acontecimientos que durante años han estado silenciados en la Villa.

José Marín, testigo de la historia

De una forma muy sencilla José Marín Jorge va describiendo en su diario los sucesos más importantes de su vida, sus alegrías, tristezas y padecimientos con innumerables citas y referencias hacia Algeciras y Los Barrios.

José Marín Jorge

Como pasaron mis años: recuerdos y una odisea vivida son las memorias de un hombre, José Marín Jorge, en ella nos cuenta, en primera persona, los principales acontecimientos que le tocó vivir en una época convulsiva para nuestro país y para la humanidad en general.

Los sucesos que nos describe comienzan con su nacimiento en 1894 y termina de narrarlos en 1948.

A José Marín Jorge no lo pude conocer personalmente pero si tenia constancia de él a través de mi buen amigo, ya desaparecido y republicano en vida, Guillermo García Jiménez que en una de nuestras tertulias domingueras que celebramos durante años me proporcionó el pequeño libro que Marín escribió en 1932 y que tituló Unas horas vividas al cambiar un régimen, posteriormente por motivos laborales pude conocer a su nieto José Marín Díaz, quien tras una larga conversación sobre la historia de Los Barrios me comentó que su abuelo participó activamente en los acontecimientos acaecidos en la II República Española en la localidad, de esta forma fue como me proporcionó las memorias de su abuelo, de las que me dijo que no las hiciera publicas hasta pasado unos años.

De una forma muy sencilla José Marín Jorge va describiendo en su diario los sucesos más importantes de su vida, sus alegrías, tristezas y padecimientos con innumerables citas y referencias hacia Algeciras, Los Barrios y sus hechos más significativos de los años vividos.

En estas notas que escribo, como homenaje a su persona y cuantas vivieron situaciones como las de él, me referiré a los asuntos más destacados con referencias a Los Barrios y Algeciras, los otros no menos importantes, sino todo lo contrario quedan para un mayor estudio y profundización. Y que como él mismo resume le tocaron vivir, de una forma participativa en la mayoría de los casos, en España: una regencia, una monarquía constitucional, dos dictaduras y una guerra civil: en el mundo: dos guerras mundiales, una revolución(la rusa), y la emergencia de dos sistemas políticos económicos: comunista y capitalista.

En 1894 nace José Marín Jorge en la calle Munición núm. 16, a los pocos días es trasladado a la barriada de Huerta del Acebuchal donde pasa sus primeros años. Con cinco, en 1899, recuerda sus primeras impresiones que le causaron al oír las voces de los centinelas en el silencio de la noche al pedir la alerta en los puestos de vigilancia en las fortificaciones que se construyeron en Algeciras como consecuencia del final y perdida de la Guerra de Cuba ante el temor de una posible invasión norteamericana.

Al año siguiente 1900, comienzo del siglo XX, describe la proyección de la primera película que se proyecta en la ciudad durante la Feria de ese año ubicada en el mismo lugar que 55 años más tarde se construiría el cine Almanzor.

En 1906, nos describe la celebración de la Conferencia de Algeciras donde 13 naciones se reúnen y se ponen de acuerdo para que Francia y España ocupen y pacifiquen Marruecos. Desde la perspectiva de un niño, Marín, recuerda el colorido de la caravana que recorre las calles desde el Hotel Reina Cristina hasta la Casa Consistorial. También hace referencia hacia la boda de Alfonso XIII y Victoria Eugenia y el atentado que sufrieron el día de su enlace matrimonial.

En este año Algeciras fue azotada por una epidemia de viruela muriendo muchas personas los muertos eran llevados al cementerio por los barrenderos del municipio sin acompañamiento ni ceremonia de ninguna clase.

La ciudad se viste de con sus mejores galas para recibir la visita de Alfonso XIII en 1909, contando la anécdota de la caída de un caballo de un ayudante del Rey que es curado por el doctor Buenaventura Morón y la generosidad y bondad de este medico para los sus convecinos. Observa como espectador de lujo la marcha a Melilla del Batallón de Cazadores de Talavera, en el que iban muchos algecireño, tras la masacre en el monte Gurugu. Hace referencias a la semana trágica de Barcelona.

La llegada del cometa Halley es observada por muchos algecireños en el verano de ese año, 1910, la relata como una fulgurante estrella con una larga cola de fuego al noroeste de nuestro cielo. Así como la llegada del primer automóvil a la ciudad con las mismas características de un coche de caballos y no mucha más velocidad.

En 1911 en las Vegas del Palmones efectuaron varios vuelos los dos primeros aeroplanos vistos en la zona y que volaron a menos de cien metros de altura por Algeciras.

Un incendio destruye el teatro de variedades, teatro de verano, de Algeciras quedando calcinado por completo en 1912, posteriormente se construye en el mismo lugar la Delegación Comarcal de Sindicatos.

Primera Guerra Mundial, año 1914, con veinte años de edad en su narración sobre este conflicto bélico no profundiza en el acontecimiento pasando a explicar la situación en que se encuentra el obrero en el estado español, con una monarquía constitucional, refiere la situación social y el nivel de vida de los españoles menos pudientes.

En este año tuvo lugar lo que Marín califica como el acontecimiento más grande de los dos últimos siglo: la revolución rusa. En el aspecto local señala el comienzo de la industrialización de la exportación de pescado en Algeciras en 1917, atribuyendo el inicio de la actividad al comerciante Francisco Lupión, propietario de embarcaciones de pesca del Rinconcillo.

En el año 1918 se produce el armisticio y por consiguiente el final de la Primer Guerra Mundial. Mientras que la mayor preocupación en España es la aparición de la gripe que causa estragos fundamentalmente en Barcelona y Alicante, en el Campo de Gibraltar aparece en primavera pero cuando más virulenta se hace es en el mes de septiembre, Marín explica los síntomas de la enfermedad y manifiesta que además de Algeciras, los pueblos de la comarca que más afectados fueron la ciudad de San Roque y el poblado de El Rincón de Los Barrios donde se dio el caso de hogares donde encontraron a todos sus moradores muertos.

Huelga

El ambiente huelguístico se extiende por toda el territorio nacional, 1919, en la descripción de los hechos el autor señala los hechos acaecidos en Barcelona con la muerte de personas de ambas partes. En el verano en Algeciras se declara una huelga general y el comité que dirigía el paro es deportado al pueblo de Árdales con esta drástica medida lo que se consigue es empeorar la situación: la huelga se acrecentó de tal forma que el gobernador del Campo de Gibraltar ordena la vuelta inmediata de los componentes del comité, siendo recibidos de forma apoteósica. Al día siguiente todos volvieron al trabajo. Marín recuerda solo algunos de los nombres que formaron ese comité, dado que las memorias las escribe cuarenta años después de los sucesos, y que son Andrés Troyano, Salvador Medina, Vilches, Richard Terrinche, Tovar y Sepúlveda.

En sus memorias, en el año 1921 habla del desastre producido en la guerra con Marruecos. Al año siguiente, 1922 traslada su domicilio al pueblo de Los Barrios, este cambio esta motivado por la compra de su padre de la denominada Huerta Primera, a nivel mundial destaca la llegada al poder de Mussolini en Italia.

En los siguientes años prácticamente solo hace referencia a los acontecimientos mundiales más destacados, golpe de estado del General Primo de Rivera, en 1923, lo que trajo la perdida de las garantías constitucionales adquiridas en la constitución de 1876. Se establece la primera estación de radio en España en la ciudad de Barcelona en 1924, este mismo año contrae matrimonio con Ana Peña Jiménez.

En 1926 destaca la proeza realizada por Ramón Franco atravesando por primera vez en avión el Océano Atlántico. Termina la guerra de Marruecos con la captura del cabecilla rifeño Adell El Krin.

En el año 1928 la única referencia es el incendio producido en el Hotel Cristina de Algeciras que quedó prácticamente destruido.

En 1930 señala la dimisión del General Primo de Rivera y levantamiento militar en Jaca de los capitanes Galán y García Hernández, siendo fusilados posteriormente.

Año de 1931 tras la celebración de elecciones municipales llega la II República española, exilio de Alfonso XIII. En el mes de mayo comienzan en España la quema de iglesias y conventos, en Los Barrios fue destruido todo cuanto había dentro del templo, vi a la gente desmanda que se dirigía hacia la iglesia; Y como ejercía bastante influencia sobre los que allí estaban les aconsejé que no destrozaran nada, pero me contestaron que iban a hacer lo que estaban haciendo en otros pueblos. Posteriormente manifiesta que su actuación republicana en Los Barrios fue la de organizar el partido Juventud Republicana antes del advenimiento de la República como también la de orientar a los obreros para la formación de una sociedad obrera a la que se dió el nombre de Unión Obrera de Los Barrios, organismo obrero que no estaba acogido a ninguna sindical, por lo tanto era autónoma. Asimismo describe que en el día de la proclamación de la República en la Plaza del Ayuntamiento (hoy de la Iglesia) se congregaron una gran multitud, entre las que había muchas personas de Algeciras, cuya multitud, por aclamación, me nombró alcalde de la Villa, esto no se efectuó por desacuerdo entre nosotros, los republicanos. Después de estos hechos fue elegido concejal en las elecciones celebradas el 28 de Mayo y nombrado Teniente de Alcalde, aunque permaneció poco tiempo en el cargo ya que dimitió en ese mismo año debido a mis escrúpulos en la cuestión administrativa. En estos comicios fue nombrado alcalde de Los Barrios, el republicano y vecino de la localidad Benito Muñoz.

Un año más tarde en 1932 escribiría su primer libro Unas horas vividas al cambiar un régimen con la intención de que existiese constancia en la historia como se efectuó el cambio en Los Barrios. También hace mención a los trágicos sucesos de Casas Viejas.

Las elecciones a Cortes son la mención que hace en este año, recuerda la disolución por parte de los nuevos gobernantes de los gobiernos municipales y la constitución de Juntas Gestoras.

En el año de 1934 tras doce años residiendo en Los Barrios se traslada de nuevo a su ciudad natal, de la Villa manifiesta que sus años vividos en ella le dejaron una huella tan inolvidable que transcurrido veinticinco años y haber vivido en otros pueblos no he podido olvidar el tiempo pasado en aquel pueblo ni dejar de sentir un gran afecto por sus vecinos. Referencias a los sucesos en las minas de Asturias y brutal represión.

Julio de 1936, comienzo de la Guerra Civil e inicio de lo que denomina una odisea vivida, previamente destaca la llegada del Frente Popular al poder. Procedentes de Marruecos tropas sublevadas llegan el 18 de este mes estableciéndose el estado de sitio y colocando puestos de ametralladoras en diversos lugares de la ciudad entre ellos en el Secano (casa del tío de las barbas), en la calle Regino Martínez, entonces telégrafo y también en la torre de la iglesia.

El 19 llegaron dos compañías de moros, se organizó una columna que partió para la Línea, detalla Marín, que era día de feria en esta población produciéndose bajas por ambas partes al entablarse la resistencia por parte de la guarnición y de muchos republicanos. El 25, una columna de republicanos vino desde Jimena de la Frontera para ayudar a la ciudad de San Roque, desde Algeciras llegó una fuerza mora y tras un breve combate los republicanos hubieron de retirarse, con la muerte de personas de los dos lados. Mientras tanto en Algeciras las patrullas de militares, policías y falangistas circulaban por las calles deteniendo a los republicanos. Los falangistas al mando de las tropas moras se dirigieron a Los Barrios no encontrando resistencia pero causando la muerte de un vecino.

Llegado el 31 de julio comenzaron los fusilamientos en la tapia del cementerio, ese día cayeron las tres primeras victimas los ciudadanos Virgil, dentista; Sierra, electricista y Terrinche, zapatero, en el mes de agosto se acrecentó las detenciones a todos los hombres de izquierda y continuaron los fusilamientos. Permaneció en Algeciras hasta el 31 de agosto de ese mismo día un amigo de Los Barrios le comunicó que falangistas de aquel pueblo vendrían para prenderle, tomando la decisión de escapar y refugiarse en los campos. Junto con una veintena de compañeros permaneció hasta llegado el invierno en la sierra, durante todo ese tiempo, al amanecer fundamentalmente, oían los fusilamientos, entre los nombres que recuerda de estos primeros días están los de Luis Segundo, Paco Vecino, Granados y Gibalet. Desde su refugio en una cueva sus pensamientos son los de escapar hacia la zona republicana pues la esperanza de huir a través de Gibraltar le era inaccesible. En Noviembre acompañados de Salvador y .... Escalona y un tal Juanillo emprenden el camino a pie hacia Sierra Bermeja, pero tras un breve recorrido los dos últimos deciden regresar, Tras pasar la noche acogidos por una familia en pleno campo llegan al pueblo de Genaguacil, zona republicana, una vez identificados partieron hacia Estepona. Recién llegados al pueblo se encuentran con un primo de Marín, Emilio Arana quien le proporciona unos pantalones de pana y unos zapatos mientras que el vecino de Los Barrios Andrés Lobato le entrega una cazadora. Escalona se despide manifestándole que su intención es la de incorporarse al ejercito republicano. Una vez que consigue llegar a Málaga es acogido por Benito Muñoz, el que fuera el primer alcalde republicano de Los Barrios quien le buscó alojamiento en una vivienda en el camino de Antequera. También fue atendido por los algecireños Antonio Moya, José F, Ardaya y M. García Liano.

En plena contienda militar, a principios de1937, continua su huida esta vez desde Málaga hasta Almería recorriendo a pie la mayoría del trayecto. Posteriormente a medida que se iba perdiendo la zona republicana, se va replegando, como el de muchos otros, continuando primero hacia Murcia, después Cartagena; y siempre socorriéndose entre los paisanos que se iban encontrando. En 1938 se encontraba en la ciudad de Sagunto y a medida que el enemigo avanzaba continuó a Castellón y después a Barcelona. En 1939 cercada Barcelona por las tropas franquistas, en mayo, atraviesa los Pirineos hasta llegar a la frontera francesa en concreto a Prat de Mollot, donde son recibidos como de sí maleantes se trataran y metidos en barracones para después ser confinados en una playa.

En el campo de concentración le coge el comienzo de la invasión germana en Francia, de modo que comienza a trabajar en los campos como obrero agrícola, ante la movilización de los propios franceses. En 1940, en año nuevo recobra cierta libertad trabajando y moviéndose por el territorio francés. En 1941 realiza diversos trabajos para poder sobrevivir con la consiguiente penuria de la época. Mientras que en 1942 es detenido por la policía francesa y acusado de ser comunista, es encarcelado en la prisión de Lasarte hasta que es liberado el 20 de mayo de 1943 e internado nuevamente en un campo de concentración de donde se evade, encontrándose en Paris al terminó de la guerra en 1944.

Desde el 45 hasta el 48 reside y trabaja en Francia. Hasta que decide trasladarse hasta Tánger, al cruzar el estrecho ve el peñón de Gibraltar y se le viene a la memoria todo lo que ha vivido desde su salida. Tras una breve estancia en el norte de África el 8 de junio de 1948 regresa a España llegando en el Ciudad de Alicante al muelle de Algeciras donde da por terminada su odisea de doces años. Con 54 años de edad comienza a reorganizar su vida no sin antes sufrir un proceso con una condena de 12 años e indulto simultaneo, después trabajó en Gibraltar y se jubiló por enfermedad. Estas memorias las escribió en el año 1959.

 



Imprimir noticia | Volver








© 2018 Noticias de la Villa | Contacto | Aviso legal | Publimarkplus S.L.



validación del css validación xhtml validación del AA