DESDE MI ALDEA

Desde mi ventana

 

Me van a permitir que abra la ventana e invite a que lo natural entre y nos empape. Estamos ante un fin de semana de buen tiempo, de sol intenso, de buenas temperaturas. Atrás dejamos una semana de perros, y lo digo con carácter literal ya que han sido los perros los verdaderos protagonistas de una semana donde se ha extendido un debate, a mi parecer absurdo, sobre prioridades a la hora de prestar auxilio cuando tenemos el agua al cuello, y esto también es literal. También han sido unos días donde ha vuelto a rebosar la reivindicación de romper brechas sexistas a la hora de celebrar el día de la mujer. En definitiva, una semana intensa.

Lo dicho, abramos la ventana e inundemos nuestros corazones de positivismo y escribamos el guion del día con la sensualidad de sentirnos, sobre todo, personas sin distinción de sexos y amantes de los animales. Hoy me apetece compartir versos, versos que escribí tras los cristales de esa ventana que nos mantuvo aislados frente a las calles vacías. Hoy te invito a evadirte de lo cotidiano, a soñar, a sentir y a creer que todo es más fácil, que todo es más natural y que vivir no solo es el bombeo incesante de nuestros corazones, sino lanzar al viento nuestros sentimientos para que la vida entre por cada poro de nuestra piel.

Tras los cristales

Hoy he sido paloma
y abeja entre azahares,
he nadado mar adentro
ente sueños y corales.

La espiga me acaricia
como nieblas matinales
dejando al descubierto
lo que llaman verdades.

Hoy he sido niño
corriendo en maizales
gritando al girasol
que no ignore la tarde.
Hoy, he sido yo, tras los cristales.

Quiero pintar

Quiero pintar el camino
Quiero pintar montañas
sobre el blanco roto del lino
donde se pierde el alma.

Quiero pintar el camino
Quiero pintar un mañana
para cruzar contigo
al otro lado del alba.

Quiero pintar corazones
Quiero pintar el camino
para seguir soñando
con tus latidos

Cuando esto acabe

Cuando esto acabe volverá el gorrión a volar alto,
volverá la abeja a la copa del limonero,
volverá la golondrina a practicar vuelos rasantes.

Cuando esto acabe volveremos a gritar por un café frío,
volveremos a insultar al juez de línea,
volveremos a ignorar a los mendigos.

Cuando esto acabe volverá la lluvia a taladrar la col,
volverá el cetrino fango a inundar caminos,
volverá la chimenea a llorar difuntos.

Cuando esto acabe volveremos a criticar al vecino,
volveremos a llenar el depósito de la lujuria,
volveremos a soñar acendradas soledades.

Cuando esto acabe volverá el mundo en la agonía,
aquel que nos ha levantado la voz
por no saber volver a lo que fuimos.

Desde mi ventana

El silencio huyó del decreto,
el niño llora, cae un plato,
mirada con la que taladro
la libertad de un gato.

Nubes que buscan azoteas,
al horizonte lo añoro,
calendario de recuerdos
al que hoy me asomo.

Vivo anarquía entre paredes,
el ropero está ordenado,
felpudo sin pisadas
sufriendo el pasado.

Cristales con hálito perenne,
dibujos de garabatos,
la golondrina hace el nido
disfrutando el espacio.

La vida

Entre dunas, cielo y mar
se filtran los recuerdos.
Bajo estrellas de coral
se han gravado mil te quiero.
Entre olas de plata y sal
se ha bañado mi pueblo.

No pongas barrotes al alba,
no condenes a la gaviota herida
pues de la sangre del ala rota
germina, bajo la arena… la vida.

El árbol de la vida

La rama desnuda lloró
a la hojarasca podrida
subyugada a la raíz
del árbol de la vida

Brisa que barre nubes
lechosas y tímidas
invitando al rey sol
a nuestras calles vacías

Olas en armonía silenciosa
inundan la orilla
de nuestro sueño de niño
entre huellas perdidas

La margarita quiere crecer
entre grietas de asfalto
mientras yo, en mi cristal
dibujo el ocaso.

Regreso

Hoy vuelvo a cruzar
un escalón vacío
donde lloraba el niño,
donde pasaba frío
esperando la noche
sin cuento, sin abrigo.

Hoy vuelvo a subir
a un espacio infinito
donde vivía el sueño
donde jugabas conmigo
llenando ese hueco
sin amor, sin sentido.

Hoy vuelvo a abrir
mi cuarto chiquito
donde sonaba el tren
donde cantaba el grillo
junto a mi ventana
hasta quedar dormido.

Conjuro

Voy a filtrar las palabras
siguiendo al pie tu receta
sin dejar pasar el rencor
ni riñas, ni miserias,
batiendo a fuego lento
aquellas que mejor suenan
rebozándolas de amor
hasta quedarnos sin leña.

Voy a exprimir la pasión
siguiendo al pie tu receta
solo estaremos los dos
sin guion, sin viñetas
eximiendo la imaginación
hasta dejarlas resueltas
inundando nuestro espacio
de palabras y letras.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
23 noviembre 2022 | José Antonio Hernández Guerrero
Leer y escribir un libro para leer y para vivir la vida
 
23 noviembre 2022 | Rafael Fenoy Rico
Correo del Azar y Miguel Strogoff
 
22 noviembre 2022 | Alicia Macías
Agorafobia: Instalado en la zona de confort
 
22 noviembre 2022 | Redacción
Arde este libro, de Fernando Marías