[FOTO GALERÍA] El desfile de disfraces recorrió las diferentes calles del municipio, entre música, bailes, sonrisa y diversión

La celebración del Día del Niño continuó ayer tarde con el desfile de disfraces, que a las cinco partió desde la barriada El Palmarillo, a la altura del Bar San Isidro, para recorrer diferentes calles del municipio, entre música, bailes, sonrisa y diversión. Una vez finalizado el desfile, los más pequeños pudieron disfrutar de un gran fin de fiesta en la Plaza de la Iglesia.

Noticias relacionadas