NOVENA PROVINCIA

28F


>
 

Sin pena ni gloria. Sin el más mínimo atisbo reivindicativo. A esto y poco más ha quedado reducida la conmemoración del Día de Andalucía. Y este año que hemos salido de la pandemia se aprovecha para que pase totalmente desapercibido. Las Medallas de Andalucía y poco más. Esto es lo que nos queda de la reivindicación de nuestra tierra y de la consecución de la Autonomía por el artículo 151 que nos convertía en nacionalidad histórica al igual que Cataluña, País Vasco y Galicia.

¡Ah! Y eso sí, los actos en la mayoría de las instituciones se conmemoran antes antes  para así aprovechar el puente, quedando el 28F como un día más que de Andalucía y de reivindicación, como un día de puente y vámonos que nos vamos.

Así, poco a poco, sin prisas, pero sin pausa, se va enterrando el poco espíritu reivindicativo que nos quedaba, hasta llegar a lo que ha quedado hoy como conmemoración de lo que debería ser nuestro día.

Y no hablo desde el andalucismo, sino desde ser un andaluz de base, es mi forma de vivir. Tantos años de lucha por nuestra tierra ¿Para qué?, ¿Para que nos comamos el pan con aceite?,¿Para que le digamos a nuestros niños en los colegios que somos andaluces y comemos pan con aceite?

No contamos para nada dentro del contexto de España. La prueba evidente es que el único tema de España es el de Cataluña y todo lo que se lleva el PNV en cada una de las negociaciones para los Presupuestos Generales. Nosotros seguimos con diez puntos por encima del resto de España con respecto al paro. Y la situación de nuestra comarca está llegando a unos límites insostenibles en todos los sentidos, desde la sanidad, empleo, infraestructuras de comunicaciones hasta la seguridad en la que se ha llegado al límite de lo que una sociedad puede aguantar.

Estamos solos, absolutamente desamparados. Y lo más triste es que el abandono no nos viene sólo desde fuera de la comarca que ha sido siempre, sino que viene de nosotros mismos y de nuestra falta de solidaridad. Aquí va cada uno a lo suyo y se vuelve la cara con los problemas de las otras ciudades de nuestra comarca.

Ahora que conmemoramos el 28F, nuestra reivindicación se tiene que convertir en exigencia. Lo de “Del tren me encargo yo” que nos dijo Rajoy aquí hace ya unos cinco años, tenemos que hacerlo realidad nosotros mismos al igual que con las pensiones y al igual que con la sanidad. Y el Materno infantil esperando y la educación, ¿Dónde está el Conservatorio?, ¿Y el Campus de Alamillos?). Tenemos la oportunidad de poner y quitar gobiernos, pero vamos a ponernos, primero, de acuerdo nosotros.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
27 mayo 2024 | Redacción
La igualdad
 
27 mayo 2024 | José Antonio Hernández Guerrero
La compatibilidad de las Ciencias y las Letras