A modo de balance

 
Con la verdad por delante.  Por J. A. Ortega.  jaortegaxxi@telefonica.net

Hay muchos que no creían que Alonso Rojas estaría al frente de la alcaldía del Ayuntamiento más de un año y no apostaban por su continuidad, sobre todo teniendo en cuenta lo apretado de los resultados de las pasadas elecciones municipales. Pero ya se sabe lo que dice el refrán, que no se debe vender la piel del oso antes de cazarlo, y no es que esté, por supuesto, comparando al primer edil barreño con una bestia de plantígrado, aunque sí creo que el tipo es un «monstruo», dicho sea en el buen sentido, y no para que se me suba el sueldo. Desde el 16 de junio de 2007, fecha en la que se constituyó la nueva Corporación y a partir de la cual pudo formar el grupo socialista un nuevo equipo de gobierno, se han sacado adelante importantes iniciativas para el desarrollo presente y futuro de esta población, y ello a pesar de las dificultades con las que el grupo del PSOE se ha encontrado para obtener los apoyos necesarios. Se aprobó por fin, mal que les pese a algunos, el PGOM, cuya ejecución en los próximos años no va a suponer ninguna catástrofe para Los Barrios, sino todo lo contrario, por mucho que se diga infundadamente desde las filas opositoras, entre otras razones porque un plan de esas características no lo redacta ni el alcalde ni el concejal de urbanismo sino profesionales, a ser posible altamente cualificados y de experiencia contrastada, como ha sido el caso. Salieron adelante los presupuestos para 2008, aunque todavía haya que resolver la cuestión de las alegaciones, también el asunto de la ubicación de la planta de polisilicio, y se ha logrado mantener en pie el proyecto del parque tecnológico y medioambiental y, con éste, la implantación de las fábricas de productos farmacéuticos y de papel. Es verdad que ha facilitado la tarea a la mayoría socialista en la Corporación el posicionamiento de De la Jara y que este hecho ha sido muy criticado, pero desde luego no con mucho acierto. En definitiva, el equipo de Rojas ha sido capaz de cumplir con algunos de sus principales objetivos, que no todos, lo cual es meritorio, y la oposición, encabezada por el PA, ha fracasado estrepitosamente en sus intentos de entorpecer la acción de gobierno municipal. Éste es el balance a grosso modo, en este pispás permitido por el espacio de esta columna, que se puede realizar del año de gestión transcurrido. Y que se estén tranquilos los que tanto lo desean, que el alcalde terminará yéndose. 

                                                                                                                     

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
25 enero 2023 | Rafael Oliva
Tú no tienes derecho a vivir
 
25 enero 2023 | Gely Ariza Núñez
Mi queridísima y bonita Chanilla
 
23 enero 2023 | M. Carmen García Tejera
Cádiz: verso y agua de Juan Rafael Mena
 
23 enero 2023 | Isabel Santamaria
La mediación, ¿Qué es?