Aceite de CBD. El producto más cotizado

Años atrás, pensar que la planta de cannabis pudiera dar paso a productos de uso diario, era algo imposible. Y es que, a pesar de ser uno de los recursos naturales más antiguos, no es secreto que también ha sido el más polémico y el de mayor desprestigio.

Sin embargo, la popularidad de la planta deriva de sus cannabinoides, y en este tema, dos de ellos sobresalen por sus efectos sobre el cuerpo humano. Se trata del THC o Tetrahidrocannabinol y del Cannabidiol o CBD, compuesto principal del Aceite de CBD, puedes hacer click en esta página para obtener más detalles. Ahora bien, el THC ha sido catalogado por la ciencia, la medicina y las leyes como un compuesto nocivo dada su acción psicotrópica que altera la psique provocando una reacción eufórica y alteración de la memoria. Por su parte, el CBD es descrito como el compuesto milagroso del cannabis; no podía ser diferente, se trata de un cannabinoide que revolucionó el concepto que se tenía de la planta y que ha sido motivo de investigación desde su descubrimiento en 1940. Y es que a pesar de ser muy similar al THC, en este caso, el CBD no propicia ningún tipo de efecto psicoactivo después de su consumo, por tanto, el individuo experimenta una sensación de calma y tranquilidad sin comprometer el comportamiento ni alterar la conciencia ni la memoria.

Popularidad del aceite de CBD

Luego de que la ciencia se enfocara en descubrir el potencial terapéutico del CBD, salieron a la luz los avances en torno a sus aplicaciones, y a pesar de que aún quedan hallazgos por reconocer, se ha hecho pública la aceptación de este compuesto como una sustancia no nociva tanto por las grandes organizaciones de salud, como por la Unión Europea. Claro está, para que su comercialización sea legal, los productos deben poseer alto contenido de CBD y un nivel de THC que no supere el 0,2%. Entre los más cotizados, el aceite de CBD ocupa los primeros lugares. Este tipo de formato se ha convertido en el aliado perfecto de muchos sobre todo por su discreta presentación y porque puede ser suministrado por vía sublingual, una de las vías más rápidas de absorción para poder disfrutar de sus efectos.

 

Gracias a la presencia del CBD como compuesto principal, el aceite de CBD goza de propiedades analgésicas, antiinflamatorias, ansiolíticas y antioxidantes; incluso, su mecanismo de acción para reducir el estrés ha sido ampliamente estudiado y es uno de los atributos más relevantes de su popularidad.

Usos diarios del aceite de CBD

Integrar el aceite de CBD a la rutina diaria resulta sencillo, el producto es de gran valor para aquellos que se enfrentan a situaciones de estrés crónico, unas cuantas gotas bajo la lengua ofrece en pocos minutos un efecto de tranquilidad y relajación sin alterar la actividad cognitiva de la persona, por eso puede ser usado en el ambiente laboral. Por si fuera poco, las propiedades analésicas y antiinflamatorias lo convierten en uno de los aliados naturales más novedosos para contrarrestar molestias y dolencias musculares, incluso las que se presentan con el ciclo menstrual. A la hora de dormir, permite alcanzar la tranquilidad y el equilibrio necesario entre el cuerpo y la mente para tener un descanso de calidad, por ende, mejora el estado de ánimo de la persona. La industria cosmética también ha tomado partido del valioso aporte del aceite de CBD al incorporarlo a diversos productos de belleza, además destacan por su propiedad antioxidante que lucha contra la acción de los radicales libres evitando la oxidación celular y brindando un efecto antienvejecimiento además de restaurar la piel que ha sufrido lesiones de acné o psoriasis gracias a su acción desinflamatoria. El aceite de CBD goza de legalidad, así que puede comprarse sin inconvenientes en tiendas físicas o a través de sitios webs especializados como JustBob, reconocidos en el mercado europeo por la credibilidad de sus productos.

 

 

Noticias relacionadas