UN CAMINO EN EQUILIBRIO

Adicciones de última generación


>
 

Cuando hablamos de adicciones, no solo nos referimos a drogas, alcohol o juegos. Digamos que estas han sido las adicciones tradicionales, pero hoy en día existen otras, a las que podemos llamar adicciones de última generación, ya que son relativamente nuevas, y quizás la mayoría de las personas ni siquiera las identifique como un “problema”.

Se considera adicción cuando las acciones se convierten en hábitos de conducta del que no se puede prescindir o resulta muy difícil hacerlo por razones de dependencia psicológica o incluso fisiológica. Algunas de las nuevas adicciones que podemos considerar, aunque hay muchas más a tener en cuenta, son:

  • Adicción a los selfies. Constante deseo de fotografiarse a sí mismo y compartir estas fotos en las redes sociales. Esta obsesión de estar siempre perfectos, con buenísima cara y no encontrar en esas fotos ningún “defectillo” puede conllevar a la siguiente adicción: retoques estéticos.
  • Adicción a la cirugía estética. Obsesionarse con un defecto físico pequeño o tener expectativas extremadamente surrealistas, hacen que los pacientes se vuelvan adictos a este tipo de operaciones.
  • Nueva epidemia de culto al cuerpo. Es buenísimo cuidarse, tener una dieta equilibrada y hacer deporte, pero cuidado con marcar determinados objetivos que puedan causar algunos tipos de trastornos alimenticios, como anorexia, bulimia, trastorno por atracón o vigorexia. El cuerpo perfecto sólo es cosa de algunos elegidos por los Dioses del Olimpo.
  • Adicción a las redes sociales. Tik Tok, Instagram, Twitter o facebook … son numerosas las redes sociales existentes actualmente, y su mal uso puede conllevar a una serie de consecuencias negativas, como perjudicar las relaciones personales o provocar ansiedad, entre otras. Un dato a tener en cuenta es que los jóvenes entre 12 y 18 años son los más vulnerables a este tipo de adicción, por ello, no se trata de que los padres prohíban su uso, si no, que conozcan las redes que sus hijos utilizan y cuáles son sus desventajas, para así poder prevenir algún posible problema.

El tratamiento de las adicciones es un proceso que consiste en una serie de intervenciones psicológicas estructuradas, dirigidas a apoyar y promover la recuperación de la persona hacia una mejor calidad de vida, sin dependencias. Una vez que se pone en marcha la recuperación, entra la fase de mantenimiento. El seguimiento terapéutico durante esta fase hace más seguro una recuperación sostenida.

“La auténtica libertad consiste en no ser esclavo de nada ni nadie”

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
17 mayo 2024 | José Antonio Hernández Guerrero
La relación entre la Biología y la Ética
 
17 mayo 2024 | Patricio González García
El futuro es ayer
 
14 mayo 2024 | Álvaro Moya Tejerina
El “harakiri” de Los Barrios 100×100