FOTOS | Alconchel visita a María Rodríguez Sánchez en el día de su santo, la vecina con 109 años más anciana de Andalucía

El alcalde de Los Barrios, Miguel Alconchel, ha visitado este mediodía a María Rodríguez Sánchez, la vecina del municipio que es la más anciana de toda Andalucía. Una visita que ha realizado a su domicilio en el día de su santo y donde el regidor municipal ha entregado un ramo de flores.

Alconchel ha estado acompañado por la primera teniente de alcalde, Sara Lobato; y la edil de Participación Ciudadana, Inmaculada Domínguez; además de familiares de esta vecina centenaria.

El primer edil ha felicitado a María por su santo a la que ha deseado que pase un feliz día y sobre todo que pueda celebrarlo también el próximo año. “Es un motivo bonito como es celebrar tu santo y más a esa edad. Por ello desde el Ayuntamiento hemos querido felicitarla y entregarle un ramo de flores y hemos pasado un rato de conversación con ella”.

María Rodríguez Sánchez nació el 24 de enero de 1913 y tiene en la actualidad 109 años. “Es actualmente la mujer más anciana de Andalucía”, apuntó el alcalde.

En 2017 esta vecina de Los Barrios recibió el título de Ciudadanía en el Día de Andalucía, por toda una vida de trabajo y sacrificio.

Conocida como María Matacabras nació en La Morisca 1913, aunque por error está apuntada en el registro en 1914. De joven vino a vivir a Los Barrios. Empezó a trabajar a los nueve años, haciendo recados y limpiando para señoras del pueblo.

Se casó con Eduardo Guerrero en 1931, padre de sus tres hijos. Eduardo tuvo que partir a la Guerra. Lo hirieron en Pozoblanco y hasta allí fue María verlo con su hijo Miguel.

Más tarde ejercería de “matutera”, viajando a Portugal, Gibraltar y Jerez tratando con tabaco, café y telas. En alguno de estos viajes la acompañaban sus amigas Pepa y María la del Carbón.

En 1971 se marchó a trabajar a Bilbao y Candanchú para volver en los noventa y trabajar en una tienda.

Enviudó con tan solo 42 años, teniendo que trabajar para sacar a sus hijos adelante. Fue una vida llena de dificultades.

En 1980 murió su única hija Pepa. A los 47 años y María se hace cargo de sus nueve nietos, la más pequeña de 5 años, trabajando en la tienda de debajo de su casa en El Palmarillo, donde residió hasta 2015.

Actualmente reside con una de sus nietas en Santa Rosa, ya que cuenta con muchísimos descendientes nacidos a lo largo de sus 109 años de vida.

María es muy querida por sus familiares y vecinos, A sus 109 años aún es capaz de leer y cantar.

Algunos de los paños de crochet que lucen los altares de la Iglesia son los que la propia María ha tejido con sus manos.

María forma parte de las memorias de este pequeño pueblo.

Noticias relacionadas