Cajonazo en Palmones

 

Cajonazo: expresión procedente del mundo del carnaval. Es una invención del popular autor de agrupaciones carnavalescas «El Quini» allá por los años cincuenta. Se aplica a aquellas agrupaciones carnavalescas que teniendo calidad superior a otras que obtienen premio quedan fuera del concurso de agrupaciones. Es lo contrario de pelotazo.

La historia que les cuento a continuación no trata de agrupaciones sino del concurso 2009 del cartel anunciador de esta fiesta en la localidad marinera de Palmones. No es un caso más de descontentos y polémicas sobre veredictos de jurados. No es un debate entre estereotipos o creatividad. Es una invitación a la reflexión, a la no participación, si procede, pero ante todo un debate sobre la cualificación y una reivindicación en la designación de profesionales en los miembros de un jurado. Tanto de este caso en particular, como de cualquier concurso en general.

Me dedico profesionalmente al diseño gráfico. Actualmente soy docente de un curso de formación ocupacional de auxiliar técnico en diseño gráfico. Conceptos como legibilidad, contraste, teoría de color, lenguaje visual, composición, equilibrio o tensión, ilustración,… para muchos pasará desapercibido, para otros no. Saben de lo que hablo.

¿Ha estado el jurado a la altura de las circunstancias? ¿Qué criterios han valorado a la hora de designar la obra ganadora? ¿Qué cualificación presentan para formar parte en la toma de este tipo de decisiones? Igual son expertos en tres por cuatro, cuartetas y contraaltos, pero no es un criterio ético, objetivo y suficiente sobre el concepto de imagen.

Un concurso es algo más que una recompensa económica. Es una invitación a la participación, a la ilusión, al fomento de la creatividad, pero con destructores poco responsables de sueños no van a dar prestigio a este tipo de iniciativas. Me siento profundamente orgulloso de haber participado junto a siete alumnas que sólo llevan tres meses en este fantástico mundo de la imaginación, de la creación y de la comunicación visual. Los nueve trabajos presentados son dignos de merecer algo más en cualquier otro prestigioso certamen lejos del Campo de Gibraltar. La obra galardonada no hubiese pasado ningún control de calidad si de esta materia se tratase.

Pero no juzgo a la obra, ni a su creador. Él no tiene culpa. Me atrevo a juzgar con conocimiento de causa y con respeto a quienes juzgan. A quienes no tienen criterios. Y a los que como único argumento es defender el dibujo a mano frente a su desconocimiento del proceso de ilustración o dibujo vectorial, igual de complejo, elegante y también «hecho a mano». En las bases se especifica claramente «técnica libre». En definitiva son víctimas de su analfabetismo en las nuevas tecnologías, un insulto y un desprestigio.

Propuesta carteles concurso de Palmones

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
23 noviembre 2022 | José Antonio Hernández Guerrero
Leer y escribir un libro para leer y para vivir la vida
 
23 noviembre 2022 | Rafael Fenoy Rico
Correo del Azar y Miguel Strogoff
 
22 noviembre 2022 | Alicia Macías
Agorafobia: Instalado en la zona de confort
 
22 noviembre 2022 | Redacción
Arde este libro, de Fernando Marías