¿Cómo lucir unos dientes blancos sin dañar tu sonrisa?

>
 

En estas fechas muchos pacientes acuden a la clínica dental demandando unos dientes blancos. En la actualidad existen distintos tipos de tratamientos, que nos permiten aclarar los dientes.

El blanqueamiento dental es un tratamiento de odontología estética que tiene por objetivo eliminar las manchas dentales y hacer que la dentición adquiera una tonalidad más blanca y brillante.

Estos tratamientos deben ser realizados por dentistas que estén capacitados para el manejo de los agentes blanqueadores, siguiendo un protocolo adecuado de diagnóstico, planificación del procedimiento y mantenimiento de los resultados.

Con el paso del tiempo, el proceso natural del envejecimiento, el desgaste dental y el efecto de algunos agentes externos, hacen que nuestros dientes adquieran un aspecto amarillento.

Los blanqueamientos externos son más efectivos sobre las manchas extrínsecas o superficiales. Las manchas extrínsecas o exógenas se producen por el contacto de los dientes con agentes pigmentadores, presentes en determinados alimentos, bebidas como el vino, el té y el café, y otros productos, como el tabaco. Estas manchas también
pueden producirse tras el uso prolongado de determinados colutorios orales y pastas dentífricas a base de clorhexidina.

Para mantener el color, el paciente debe evitar tomar determinados alimentos y reducir/eliminar hábitos como el tabaco. Siguiendo estas instrucciones correctas, el tratamiento puede durar hasta 6 meses y 1 año.

Existen diferentes tipos de blanqueamiento. Según la tecnología utilizada, el lugar donde se realice (clínica dental o en casa) o el tipo de diente.

En dientes vitales, el procedimiento más común se realiza aplicando un gel sobre la superficie del diente, este tratamiento se puede realizar en la clínica dental, en casa o combinación de ambos, pero siempre supervisado por un odontólogo.

El compuesto utilizado contiene peróxido de hidrógeno o de carbamida, el porcentaje de producto usado en clínica es más elevado y se activa mediante una luz que permite que el blanqueamiento actúe más rápido. Esta técnica suele durar unos 90 minutos.

Algunos de los efectos secundarios de un blanqueamiento dental es la sensibilidad dental.

Una nueva tecnología, nos permite aclarar los dientes y remineralizar al mismo tiempo, protegiendo el esmalte y reduciendo la sensibilidad dental.

Esto se produce gracias al efecto de la nano-hidroxiapatita, un compuesto diseñado que simula a la hidroxiapatita, que es el elemento más abundante en nuestros propios
dientes.

La hidroxiapatita, es el tercer elemento más abundante en nuestro cuerpo y el principal componente natural que forma parte de nuestros huesos y dientes. Ésta se deposita sobre la superficie del esmalte, sellando los túbulos dentinarios abiertos de los dientes sensibles, impidiendo que entren los estímulos externos y evitando el dolor.

Esta nueva técnica, nos permite además individualizar el protocolo de tratamiento según las necesidades del paciente.

Por tanto, esta fórmula exclusiva, aclara los dientes, remineralizando el esmalte.

Una vez aplicado sobre la superficie de los dientes, usamos una lámpara de luz fría tipo LED, para potenciar el efecto. También contamos con un tratamiento domiciliario, que el paciente puede aplicarse directamente mediante unas férulas que diseñamos en la
clínica, para su uso en casa.

¿Cómo funciona este nuevo sistema?

Limpia: este blanqueamiento elimina manchas del diente.
Blanquea-aclara: mediante la espuma formada por oxígeno activo y nano-hidroxiapatita, el compuesto entra en contacto con los dientes, se adhiere a su superficie, abriendo los prismas cristalinos del esmalte y conduciendo la nano-hidroxiapatita dentro de la estructura del diente.

Repara: el suero reparador libera en el diente una solución pura de nano-hidroxiapatita, que remineraliza y repara la superficie del diente, dándole un aspecto brillante y saludable.

Durante el blanqueamiento dental, la superficie del esmalte se vuelve más porosa, es por ello que se recomienda evitar, en los cuatro o cinco días posteriores, los alimentos que tengan pigmentación.

¿Qué bebidas y alimentos tiñen más los dientes?

Los tres factores que contribuyen a oscurecer los dientes son los cromógenos, los taninos y los ácidos, que contienen ciertas bebidas y alimentos.

El té, el vino tinto y el café son algunas de las bebidas que más afectan al blanco natural de nuestros dientes. Otras bebidas como los refrescos carbonatados bebidas energéticas, desmineralizan el esmalte y presentan una alto contenido en ácido y azúcares, por lo que es conveniente evitar su consumo.

Algunas frutas y hortalizas de color intenso como los frutos rojos, remolacha y cerezas también tiñen las superficies de los dientes, aunque por sus propiedades antioxidantes no deben ser eliminadas de la dieta (podemos incluirlos en batidos).

También algunos condimentos como el curry, la soja afectan al color de nuestros dientes.

Si consumimos este tipo de alimentos o bebidas, debemos lavarnos los dientes para evitar tinciones.

Al igual que existen alimentos que afectan tras el blanqueamiento, también podemos hablar de alimentos que nos ayudan a conseguir que el tratamiento sea eficaz y duradero, es la denominada dieta blanca, que consiste en la ingesta de alimentos y bebidas que no contienen pigmentos, llevada a cabo los cuatro días posteriores al blanqueamiento, hasta que los dientes recuperen su impermeabilidad.

Algunos alimentos que se incluyen en este grupo son los productos lácteos, el arroz, la patata, pastas, manzana…entre otros.

Además de evitar los alimentos no incluidos en la dieta blanca, existen otra serie de recomendaciones que deben llevarse a cabo para favorecer el éxito del tratamiento de blanqueamiento dental. Entre ellas, evitar fumar, el tabaco es uno de los productos que más dañan el esmalte dental, es aconsejable beber abundante agua durante las
comidas, utilizar una pajita para beber evitando que líquidos puedan teñir la superficie de los dientes y por supuesto, mantener una correcta higiene bucodental.

Por tanto, un tratamiento de blanqueamiento dental puede proporcionarte unos dientes más blancos y luminosos, pero siempre debemos priorizar una sonrisa sana, supervisada por un dentista.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
18 abril 2024 | José Antonio Hernández Guerrero
Procedimientos narrativos para descifrar la complejidad de la vida actual
 
15 abril 2024 | Patricio González García
Máxima gravedad