SOBRE NUESTRA VIDA

Deja de decirte «no puedo estar así»

 

«No puedo estar así», es una actitud ante la vida que nos lleva a negar nuestra condición física y emocional, nos lleva a rechazar nuestra existencia, y por el camino se nos escapa la experiencia de la vida.

Ya sea que te pasas gran parte del día enfadado, triste, sin ganas o con dolores en todo el cuerpo – si te dices «no puedo estar así», tarde o temprano te desconectarás de ti mismo, y tus dolencias físicas y emocionales aumentarán. Te harás adicto a las pastillas o los remedios naturales, al alcohol, a la comida, – en definitiva, a la constante huida de ti mismo.

¿Cómo podrías hablarte entonces, si te encuentras mal y quieres un cambio?

Haz un diagnóstico de tí, pero ¡cuidado! El diagnóstico no es un «soy así», sino es un «me encuentro así en este momento». Hazlo mucho, ese diagnóstico sobre cómo te encuentras. En realidad, de lo que estoy hablando es de ser consciente; estoy hablando de vivir cada momento, con consciencia. Pase lo que pase en tu vida, dentro o fuera: ponle consciencia. Míralo, siéntelo, respíralo. Pero no lo juzgues, no lo quieras quitar. Permítete el cambio a través de aceptarte a ti y tus circunstancias en cada momento. «No hay derecho», – es otra de esas voces internas que a menudo impiden que consigamos aceptar nuestras circunstancias.

La actitud del «no puedo estar así» y del «no hay derecho» abunda. Y es esto lo que quiero manifestar hoy: los cambios se hacen con un diagnóstico de las cosas, mirando sin tapujos, y sobre todo, sin las gafas de la idealización. Primero hay que mirar. Y luego ver las opciones del cambio. Esto es válido tanto para la vida personal de uno mismo como para la vida social y política. Hay muchas cosas que se escapan de nuestro control – no podemos influirlas. Pero hay muchas otras que sí podemos influir, o son directamente responsabilidad nuestra.

¿Qué tal si en vez de decir «no puedo estar así» ponemos nuestra energía en pequeños pasos que nos hagan sentir mejor, cuidando de nuestra salud y de nuestro equilibrio emocional? Pero recuerda, antes de comenzar cualquier paso para sentirte mejor: haz el diagnóstico. ¿Qué me duele o molesta? ¿Qué necesito? ¿Qué amo? ¿Qué me haría feliz?

Puedo cambiar cosas. Puedo ver las cosas de otra manera. Pero no seré capaz de mirar en otra dirección hasta que no acepte y acoja la situación actual. Si miro desde la queja, la dirección en la que miro será un mundo de fantasías llamado idealización. La idealización viene acompañada del eslogan «las cosas no deberían estar así». Son así, pero no lo acepto ni lo quiero ver. Lo que veo es lo que «debería» ser. Y como «debería estar o ser», según mi criterio idealizador.

La verdad es que las cosas simplemente son, y están. Nada más. Mañana puede ser que sean diferentes. Puede ser que ya no están siquiera.

Y a todo esto, yo cada día puedo hacer algo diferente. Y puedo cambiar, porque me gusta, me apetece o me hace feliz. Pero no porque «no puedo estar así».

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
15 agosto 2022 | Rafael Fenoy Rico
In memoriam Bertolt Brecht
 
15 agosto 2022 | Patricio González García
La procesión oficial de la Palma
 
12 agosto 2022 | Rafael Fenoy Rico
Felipe VI y la Espada de Bolívar
 
12 agosto 2022 | Darío Iglesias Muñoz
Hola todos, todas, todes