Derecho a la vida

 

La fe, y la vida, En la vida existe algo que no se debe perder nunca, esto es el amor por todo. La fe debe ser determinante en todo, pues no debemos olvidar que el mundo esta lleno de necesidades, y entre todos debemos luchar para conservar un mundo mejor respetando la vida, debemos amar la sabiduría porque esta nos va a instruir, y ella nos mostrara el camino a seguir, por todo esto no debemos pasar de los temas importantes de la vida como par ejemplo el respeto a la misma vida. La ignorancia nunca reconoce lo que es digno de culpa, pues muchos pecan de ignorancia, siendo la ignorancia la madre de los errores.

Esto viene a cuento con las declaraciones de la ministra de Igualdad Bibiana Aído, que determina que el inicio de la vida humana es una» cuestión de ideología» cuestionando así la determinación de la ciencia, esta no admite que el ser humano es algo mas que un código de barras, ignorando que el espermatozoide es un ser vivo de nuestra especie mereciendo este el respeto a ser protegido.

Y ahora nos preguntaremos quienes somos nosotros para impedir que no vivan los que van a nacer. Desde la creación del hombre, filósofos, poetas, y demás personas han exaltado la alegría y belleza de la creación de ser humano,..por su diversidad por la igual cada uno es llamado a ser imagen de la infinita grandeza de Dios. Para que, para que ahora, con el beneplácito dudoso de unos iluminados decidan en el parlamento quienes pueden vivir, o no. El respeto a la vida debe ser respetado y esto no lo debe cuestionar la señora ministra, tanto como presumen algunos del no a la pena de muerte.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
15 agosto 2022 | Rafael Fenoy Rico
In memoriam Bertolt Brecht
 
15 agosto 2022 | Patricio González García
La procesión oficial de la Palma
 
12 agosto 2022 | Rafael Fenoy Rico
Felipe VI y la Espada de Bolívar
 
12 agosto 2022 | Darío Iglesias Muñoz
Hola todos, todas, todes