RESEÑA LITERARIA

El color de la distancia (Antología 1977-2022), de Carlos Murciano

 

Teniendo en cuenta que hace poco hemos despedido –casi al mismo tiempo- a dos de los poetas andaluces más destacados de la Generación o Promoción del 50, Rafael Guillén y Antonio Gala, reconforta hondamente tener en nuestras manos una nueva antología de otro poeta andaluz que también perteneció en sus inicios a dicha Generación: me refiero a Carlos Murciano (Arcos de la Frontera –Cádiz-, 1931), uno de los más prolíficos de la poesía española contemporánea que, doblado ya el cabo de los noventa años de vida, sigue aferrado a ese cultivo gozoso del poema, ofreciéndonos sin cesar muestras muy variadas (en temas, formas y estilos) de ese quehacer poético que inició hace ya casi setenta años con El alma repartida (1954) y que llega hasta este 2023 con otro poemario de signo muy diferente, Tres. Una obra poética que ha sido abundantemente premiada y traducida a otras lenguas, a la que hay que sumar otras muchas manifestaciones, producto de su polifacetismo: novelista y autor de cuentos y relatos, ensayista, traductor, crítico, musicólogo… recogidos –hasta el momento presente- en un total de ciento veinticinco libros.

El color de la distancia (Antología 1977-2022)
Carlos Murciano (Selección y prólogo de Jorge de Arco)
Erato Ediciones. Madrid, 2023

Esta nueva antología incluye dieciocho libros publicados durante los últimos cuarenta y cinco años: Yerba y olvido (1977), Del tiempo y soledad (1978), Meditación en Socar (1982), Historias de otra edad (1983), Uno (1985), Quizás mis lentos ojos (1986), De roble y seda (1994), Sonetos de la otra casa (1996), Diminuto jardín como una araña (1998), Cuaderno de Es Verger (2000), Concierto de cámara (2001), Oscuro de luna (2004), Amatorio (2010), Algo tiembla (2011), Amatorio 2 (2015), Desde otras soledades me llamaban (2017), Sonetos para ella (2018) y En la esquina más última (2021). Van precedidos de unas “Notas para una Poética” que, aunque formuladas ya con anterioridad, siguen estando vigentes para conocer y entender las claves que sustentan su creación.

Un preciso y acertado prólogo del también poeta y crítico Jorge de Arco (responsable además de la selección poética) nos permite adentrarnos mejor en la obra del poeta arcense e identificar los temas que constituyen la base de esta extensa obra: tiempo, amor y muerte son, sin duda, los grandes cimientos en los que se apoya y que hallamos en muchos de los poemas incluidos en esta antología.

Pero corremos el riesgo de caer en un reduccionismo simplificador si nos quedamos anclados en esa triple división: la versatilidad de Carlos Murciano despliega, a partir de esas constantes temáticas, una serie de ramificaciones que se entretejen entre sí y que configuran diversas fórmulas de expresividad poética en las que confluyen un manejo asombroso de todo tipo de léxico (culto y popular, salpicados con frecuencia por sus propios neologismos); una expresividad que se integra en otras tantas propuestas formales: es cierto que ha destacado siempre por su peculiar cultivo del soneto, pero no lo es menos que maneja con igual maestría el poema en verso libre o cualquier otra modalidad estrófica.

Apoyándose en unas palabras de Octavio Paz, declara Jorge de Arco que “Memoria, resistencia, presente y futuro quisiera ser esta antología”. Se trata, en efecto, de un instrumento útil que permitirá a muchos recuperar –incluso a otros, conocer- esos últimos cuarenta y cinco años en la creación de Carlos Murciano. Pero es también una manifestación, por parte del poeta, de su absoluta fidelidad a la poesía; a una escritura poética que es su mayor y mejor garantía de perdurabilidad, como él mismo afirma en la primera nota de su Poética: “Escribe como si te fueras a morir mañana, pero como si en lo que escribes residiera tu no morir ya nunca”. Poesía como forma de supervivencia, como fórmula de eternidad. Como única posibilidad de ganar la partida al tiempo.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
20 febrero 2024 | M. Carmen García Tejera
El regreso de los profetas de José Antonio Hernández Guerrero
 
20 febrero 2024 | Patricio González García
Las marcas blancas
 
19 febrero 2024 | Rafael Fenoy Rico
Acerinox una huelga obligada y un acuerdo necesario
 
15 febrero 2024 | Patricio González García
Mujeres en la ciencia