El concejal de Cultura prevé aumentar los puntos de Internet en la nueva biblioteca

El concejal de Cultura, José Carlos Tocón, considera que en el nuevo edificio destinado en Los Barrios a biblioteca habrá que buscar la mejor distribución y organización, teniendo en cuenta que no fue diseñado para este cometido, sino para museo.


>

Tocón visitó el antiguo mercado de abastos, un inmueble que se reformó para albergar inicialmente el Museo de Historia Natural de la Villa y que iba a contar con secciones dedicadas a la etnografía y a la historia de Los Barrios. La mayor parte de los fondos de la biblioteca municipal han sido trasladados ya a la nueva sede. La mudanza comenzó en mayo.

En esta visita, el edil estuvo acompañado por Estefanía Ruiz, que ha dirigido hasta ahora la delegación de Cultura; el coordinador de Izquierda Unida en Los Barrios, Félix Salas, la arquitecta municipal y la bibliotecaria.

El nuevo responsable de Cultura tiene intención de ampliar los puntos de acceso a Internet de los cuatro actuales a quince, como mínimo. El problema no es técnico, porque la conexión será inalámbrica, así que se solicitará a la Junta de Andalucía una subvención para la compra de ordenadores.

La reforma y ampliación del antiguo mercado de abastos para reconvertirlo en museo supuso una inversión de 600.000 euros. El proyecto se ejecutó gracias al programa Cultur-Cad y contó con financiación de los fondos Feder, de la UE.

El proyecto, redactado por la oficina técnica de Urbanismo con la dirección de la arquitecta municipal, Lola Cornejo, consistió en la modificación integral del edificio, incluyendo la demolición de la estructura, que estaba en pésimas condiciones, pero manteniendo el cerramiento y el mismo tipo de cubierta y elevando la altura con la introducción de ventanales en la parte superior.

En el interior se colocó un vistoso armazón de madera sobre estructuras de hormigón armado para soportar la cubierta, que cuenta con una amplia terraza.

La conexión de la parte antigua reformada, que acogerá la sala de lectura infantil y juvenil, con la parte nueva, en un nivel más bajo, es por medio de una escalera. En la planta baja se situan el vestíbulo, el control de acceso y estaba prevista una pequeña tienda, además del ascensor y una gan sala de lectura para adultos. En total, el edificio cuenta con una superficie construida de más de 505 metros cuadrados.

Noticias relacionadas