El PA denuncia la proliferación de puestos ilegales en el mercadillo barreño

Los andalucistas denuncian la falta de control del gobierno municipal que provoca cada semana la aparición de vendedores ambulantes ‘ilegales’ que perjudican notablemente a los comerciantes que sí pagan las tasas municipales.

El Partido Andalucista (PA) ha denunciado la permanente presencia de puestos ilegales en el mercadillo de la Villa, “desde hace años proliferan los vendedores ambulantes sin licencia para perjuicio de los vendedores que sí abonan su correspondiente tasa al Ayuntamiento”.

Esta última semana el número de vendedores ambulantes ‘ilegales’ ha alcanzado ya una cifra cercana a los sesenta, “puesto que ya se conoce la falta de control perenne que existe en Los Barrios y cada día la llegada de estos ambulantes ilegales es más asidua y numerosa al gozar de total impunidad”.

Según el PA, esta situación de ilegalidad permanente es provocada por la falta de vigilancia y control por parte de la Policía Local debido a la desidia del equipo de gobierno y del Alcalde que asume directamente la gestión de dicho departamento. Incluso los propios vendedores ambulantes deben encargarse cada semana de colocar las vallas de seguridad que separan el mercadillo de la zona de tráfico ante la ausencia de agentes del orden.

Los andalucistas han recibido numerosas quejas de los vendedores ambulantes legales que demandan urgentemente un control municipal puesto que la situación de ilegalidad les está acarreando grandes pérdidas económicas por la competencia desleal, pérdidas que se agravan ante la situación de crisis económica general. Incluso los vendedores legales han llegado a señalar que algunos días la venta de los productos no les da ni para pagar el carburante que han gastado al desplazarse hasta Los Barrios.

Además, el PA también quiere denunciar la precariedad de los servicios que aporta el Ayuntamiento al mercadillo. Desde hace años la zona donde se instala sufre un endémico problema de anegamiento de agua en cuanto llueve con cierta persistencia; de igual forma, el mercadillo sufre una alarmante ausencia de servicios de aseos y urinarios que provoca situaciones tercermundistas. El PA, ante la falta de aseos y de soluciones del equipo de gobierno, propuso como alternativa la utilización de los aseos de la caseta municipal de feria durante las horas de mercadillo; propuesta que fue denegada sin ninguna razón concreta.

El PA lamenta de nuevo la “ineptitud gobernante del concejal delegado responsable del mercadillo, Alfonso Pecino, que a inicios del mandato municipal 2007-11 prometió a los comerciantes las mejoras necesarias y aún sigue sin aportar ningún tipo de solución”.

Noticias relacionadas