El PA responsabilizará al Alcalde de Castellar y al Gerente de la Almoraima de lo que pueda pasar a José Fuentes, en huelga de hambre desde hace 22 días

El antiguo gestor de la empresa de educación ambiental La Jarandilla está enfermo del corazón y tuvo que ser ingresado en el hospital ayer noche después de que el ayuno voluntario que adoptó como protesta por la injustificable desaparición de su empresa familiar le haya pasado factura.

La Agrupación Local del Partido Andalucista de Los Barrios reitera su apoyo a José Fuentes, ex propietario de la empresa de educación ambiental La Jarandilla, que lleva 22 días en huelga de hambre por el cierre de la empresa familiar con la que gestionaba las actividades de turismo rural dentro de la finca La Almoraima, en Castellar.

El grupo andalucista barreño quiso hacer llegar a la opinión pública su profundo pesar por la actitud del alcalde de Castellar, Francisco Vaca, y el consejero delegado de Tragsa, empresa gestora de la finca La Almoraima, Manuel Gutiérrez, de “completa pasividad” ante este asunto, y advierte que responsabilizará a estas dos personas de lo que pueda sucederle a Fuentes, que se encuentra ya en un estado de salud muy delicado. El propio afectado aseguraba al PA que “dejaría la huelga de hambre tan sólo si el consejero delegado aceptase recibirnos a mí y a mi familia”.

De hecho, el Partido Andalucista barreño pudo saber que ayer tuvo que ser ingresado en el hospital aquejado de una enfermedad coronaria que arrastra desde hace tiempo, y que podría haberse agravado por culpa del ayuno voluntario que sostiene después de que la gestión de Gutiérrez obligase al cierre de su empresa familiar después de casi 20 años de trabajo en la finca.

Desde el Partido Andalucista reiteran su apoyo incondicional a Fuentes, considerando que la presencia de esta humilde empresa garantizaba “una gestión andaluza” de la finca.

Desde la llega de Gutiérrez a la gestión de La Almoraima, Fuentes había denunciado en diferentes foros el “acoso” al que decía estar sometido por el nuevo consejero delegado, hasta el punto de afirmar que, cuando aún gestionaban la materia turística de la finca, de cambiar los candados de las cancelas, amenazarle con los tribunales e incluso propiciar la presencia de agentes del orden público para pedirles papeles que, según afirmaban, ellos mismos les negaban.

El Partido Andalucista reitera su preocupación por la salud de Fuentes, al tiempo que demandan a Vaca y Gutiérrez que tomen cartas en el asunto, ahora que están a tiempo, para evitar una desgracia personal de la que, según los andalucistas, serían responsables.

En una conversación con el ex propietario de La Jarandilla, el PA pudo saber que su situación anímica “es buena” y que tiene la predisposición de “seguir adelante con el objetivo a pesar de los riesgos” porque cuenta con el apoyo “de mi familia, que ha sido siempre un bloque en torno a mí”, y el de “mucha más gente que me produce una retroalimentación personal”.

Noticias relacionadas