El Partido Popular de Los Barrios, parece bailar al son del famoso bolero de Los Panchos “Si tu me dices ven, lo dejo todo”

>
 

Incluso antes de formarse el pacto de Gobierno, hace escasamente siete meses, la agrupación 100×100, flirteo públicamente con no tener líneas rojas y estar abiertos a quién traiga más inversiones al municipio, en clara alusión al Partido Socialista, que en ese momento, negociaba con 100×100 La Línea, el Gobierno de Diputación de Cádiz.

Los populares barreños, lejos de dignificar y dar valor a la confianza de su electorado, con un notable respaldo de los electores, cuatro concejalías, se apresuraron a pactar y a formar Gobierno, al precio que fuese, renunciando a su esencia liberal, abdicando de concejalías dónde habían tenido una consistente gestión, como es Urbanismo, dónde precisamente, pueden aportar más valor a la Villa, en cuestiones trascendentales, como el PGOU, la llegada de un nuevo IES, la necesaria e imperiosa construcción de viviendas sociales o nuevos proyectos residenciales, que generen ingresos a las maltrechas arcas municipales, además de contar con lo más importante,  línea directa con la Junta de Andalucía.

No sólo entregaron Urbanismo, sino que aceptaron, que un segundo Teniente Alcalde, como es Pablo García, adoptara la cartera de Turismo, lejos del peso político que se le presupone al sustituto del Alcalde y al principal socio de Gobierno de la formación 100×100, al que le otorgan una mayoría en el salón plenario.

Todo ello, de forma muy conformista y pusilánime, lejos de las aspiraciones y ambición política de lo que deber ser un partido con estructura, con carácter de gobierno y con visos de querer solucionar las graves deficiencias y la enorme precariedad existente en Los Barrios.

Aceptar que el Partido Popular se quedase fuera de las grandes decisiones, lejos de Economía, Hacienda Local, Polígonos Empresariales o Urbanismo, es pactar a cualquier precio, por mucho que digan lo contrario, equidistante de lo que merecen los afiliados y electores, que han entregado una confianza, que no ha sido correspondida.

No se entiende tampoco, que un partido de base históricamente liberal, de profesionales independientes, de perfiles autónomos, de emprendedores y de clase obrera trabajadora, este de acuerdo con la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a los vecinos, o con  el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) a las grandes empresas barreñas, menos aún cuando se pretende ser un hub empresarial, epicentro en el Campo de Gibraltar,  al contar con acondicionamiento y suelo industrial en la Térmica de Los Barrios, la ZAL en El Fresno o en La Gertrudis. Eso es echar a patadas a los potenciales inversores del municipio, que generan puestos de trabajo y riqueza.

Nadie entiende tampoco, que se posicionen a favor de la escandalosa e infame subida de un 45% de la tasa de basura en ARCGISA (Mancomunidad de Municipios) o que se muestren partidarios de subir el coste político en el Ayuntamiento de Los Barrios, además de hacerlo en el ente mancomunado, aumentando la presión fiscal a los vecinos de Los Barrios y al resto de Campogibraltareños, de forma desproporcionada e injusta, en un momento de grandes dificultades para las familias, con subidas de tipos de interés en hipotecas variables, con la inflación subyacente más alta de la Unión Europea (alimentos y combustibles) y con altas tasas de desempleo en la Comarca (34.000 desempleados).

No gustó nada en el Palacio de la Aduana, en Diputación de Cádiz, que en un pleno local, los populares barreños, censuraran la falta de inversiones en el municipio, por parte de la Diputación. Moneda que fue devuelta el pasado viernes, cuando la Presidenta del ente provincial, se reunió a hurtadillas y sin contar con ningún concejal de los populares barreños, ni tan siquiera, con David Gil,  jefe de gabinete de la Presidenta, Almudena Martinez, para intentar solucionar la ruptura del pacto de Gobierno 100×100 – Partido Popular, algo que por cierto, ya era “vox populis” en la Villa, ante la falta de proyectos, realidades e inversiones, por parte Diputación, en el municipio.

La rueda de prensa de 100×100 Los Barrios, apartando de sus tenencias de Alcaldía a dos concejales populares de forma pública y evidenciando un divorcio a gritos, fue ignominioso, las declaraciones de Ignacio Romaní, instando a que no dimitieran los ediles barreños, ni hicieran ningún tipo de declaración, es impropio de un partido, al que se le presupone democrático, la reunión en secreto de la Presidenta de Diputación, en la Alcaldía barreña, sin presencia de ningún concejal popular, es surrealista y deja la impronta de una formación popular barreña, herida de muerte, sin línea editorial, sin argumentos y sin proyectos, sólo como único objetivo, ostentar un poder momentáneo y aferrarse a los sillones, mientras de fondo, suena el bolero de Los Panchos “Si tú me dices ven, lo dejo todo”.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
27 febrero 2024 | Patricio González García
28 de Febrero