Hacienda Almoguera, una granja escuela para los escolares

La Hacienda Almoguera fue fundada en 1797 por la familia Larios como finca dedicada a la agricultura. Está situada en un lugar estratégico, en el Monte de la Torre, con preciosas vistas hacia el Parque Natural de los Alcornocales. Hoy día, la Hacienda ha sido reformada y cuenta con numerosas instalaciones perfectamente preparadas para cualquier tipo de eventos.

Manuel Pecino / Los Barrios

Una de las propuestas más interesantes que nos ofrece esta finca es la oportunidad de las visitas culturales y escolares, convirtiéndose así en granja escuela. En una zona donde la tradición ganadera y agrícola ha sido tan destacada a lo largo de los años es importante que los más pequeños conozcan el entorno, y además, aprendan valores, como el respeto por la naturaleza que nos rodea y la promoción de la conservación y el desarrollo del medio natural.

Desde la dirección de Hacienda Almoguera proponen varias opciones de visitas, que pueden ser de media jornada o completa. Con unos precios muy económicos, los visitantes escolares de cualquier edad, podrán disfrutar de un día en la naturaleza con actividades relacionadas con la explotación ganadera a la que se dedica la finca, que es la Cría de Ganado Vacuno de la raza Retinta y la producción del corcho, labores clave en el Campo de Gibraltar.

Además, los encargados de los grupos de visita contarán a los pequeños la historia ganadera de nuestra zona y las particularidades la especie ganadera a la que se dedican en Hacienda Almoguera. En cuanto a la agricultura, los visitantes conocerán las especies predominantes y las cualidades de la actividad agraria, en concreto las relacionadas con el alcornoque. Pero no solo se limitan a explicar los dos tipos de explotaciones, también sobre la agricultura ecológica, conceptos y definiciones, experiencias particulares, y nociones básicas sobre el huerto.

En las opciones que propone Hacienda Almoguera se incluyen desayuno y almuerzo para jornada completa, así como los materiales necesarios para las actividades que se realicen tras la jornada, como juegos infantiles para los más pequeños y puestas en común y trabajos sobre la visita para los no tan pequeños. Como facilidad para llevar a cabo estas actividades extraescolares, la dirección de la finca pone a disposición de los visitantes la posibilidad de incluir en el precio el transporte desde el centro escolar hasta la finca.

Noticias relacionadas