La APCG participa en la 68ª Asamblea de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España

Durante la asamblea, celebrada este fin de semana, se aprobó la Declaración de Sevilla, que servirá para luchar contra la precariedad en el periodismo

La Asociación de la Prensa del Campo de Gibraltar (APCG) ha participado este fin de semana en la 68ª Asamblea general ordinaria de la FAPE (la Federación de Asociaciones de Periodistas de España), que en esta ocasión se ha celebrado en Sevilla, cuya asociación celebra este año su centenario, y cuyo acto inaugural estuvo presidido por el Presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, y la presidenta del Parlamento Andaluz, Fuensanta Coves. Por parte de la junta directiva de la APCG asistieron a la asamblea anual el presidente, Estanislao Ramírez Barjacoba, la vicepresidenta, Charo Pérez Villanueva, y los vocales Luis Romero Bartumeus y Javier Martínez Manuel.

En el transcurso de la Asamblea, en el que la Asociación de la Prensa de Sevilla ejerció de anfitriona, se aprobaron el informe de la Presidenta, Magis Iglesias, el informe del secretario general, Javier Arenas, la memoria y cuentas de 2008 y el presupuesto de 2009. Asimismo, se dio cuenta del informe elaborado por la Comisión de Garantías y Asuntos Profesionales y del informe de la Comisión de Quejas y Deontología.

Pero el aspecto más destacado de esta 68ª Asamblea de la FAPE ha sido, sin duda, la aprobación, por amplia mayoría, de la Declaración de Sevilla: toda una declaración de intenciones que pretende reivindicar la dignidad profesional de los periodistas, impulsar la creación de una Plataforma por la Defensa del Periodismo y servir como instrumento para luchar contra la precariedad que amenaza a la profesión, y que en los últimos tiempos se ha visto agudizada por el intrusismo y por la actual situación de crisis económica general.

«Esta crisis que atraviesa la profesión será muy difícil de superar incluso si estamos unidos, pero si estamos desunidos será imposible», sentenció la presidenta de la FAPE, que abogó por una Federación más fuerte, con más presencia pública y más autonomía, y decidida a que tanto las empresas periodísticas como los poderes públicos se tomen en serio la Declaración de Sevilla. «La FAPE quiere seguir siendo, ahora más que nunca, la voz de todos los periodistas de España», añadió Magis Iglesias, que abogó también por la necesidad de dar un impulso a la creación de los Colegios profesionales y a la necesaria futura aprobación del Estatuto Profesional del Periodista. «Debemos construir un muro en defensa de la pervivencia de la profesión», añadió.

En el transcurso de la Asamblea de Sevilla hubo tiempo también para que las asociaciones plantearan inquietudes y peticiones y para aprobar el Reglamento que, a propuesta de la Junta Directiva de la FAPE, deberá regular en lo sucesivo el funcionamiento de la Asamblea de Mujeres Periodistas (creada a raíz de la Asamblea de 2008, celebrada en Zaragoza). Asimismo, se dieron a conocer los datos del Observatorio sobre los Despidos y se dio a conocer públicamente el fallo del 1º Premio Iberoamericano de Periodismo Joven «La Pepa 1812», en sus modalidades de redacción, fotografía y audiovisual.

Noticias relacionadas