La APCG se solidariza con el responsable de prensa del Ayuntamiento de Los Barrios

El periodista José Antonio Ortega presenta una denuncia por agresión verbal contra un militante del PA, familiar del candidato a la alcaldía, Jorge Romero

La Asociación de la Prensa del Campo de Gibraltar (APCG) manifiesta mediante este comunicado su total apoyo y solidaridad para con el compañero José Antonio Ortega, responsable de prensa del Ayuntamiento de Los Barrios, quien en la mañana de ayer se vio obligado a presentar una denuncia por agresión verbal y vejaciones contra Enrique Salazar, militante del Partido Andalucista (PA) y familiar de Jorge Romero, candidato a la alcaldía por esta formación.

Según trasladó el propio José Antonio Ortega a la APCG, los hechos denunciados se produjeron a las 10.45 de la mañana de ayer, martes 10 de mayo, en plena vía pública; concretamente en el conocido Callejón Martín, cuando el periodista se dirigía a su puesto de trabajo en la Casa Consistorial desde la calle La Plata. Tras el accidentado encuentro con Enrique Salazar, el responsable de prensa municipal decidió personarse en el Juzgado de Paz del municipio, acompañado por representantes de UGT, para tramitar la correspondiente denuncia por agresión verbal y vejaciones.

El periodista asegura en su denuncia que no es la primera vez que este familiar directo del candidato del PA a la alcaldía barreña muestra hacia él una actitud provocativa e insultante en lugares públicos, y recuerda que «es antidemocrático perseguir a un trabajador por el desempeño de su labor, guste o no guste, ni por hacer públicas sus opiniones en diferentes medios en el ejercicio de la profesión periodística».

La junta directiva de la APCG recuerda que, lamentablemente, no es la primera vez que se producen en nuestra comarca este tipo de actitudes contra periodistas, especialmente en momentos de tensión, como los que se producen durante las campañas electorales. En este sentido, el presidente de la Asociación, Estanislao Ramírez, aprovechó la última asamblea general de la FAPE, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, celebrada en Pamplona, para pedir un pronunciamiento contra las injerencias que los poderes políticos pretenden llevar a cabo en la labor de los periodistas, «con el fin de convertir la información libre en un simple altavoz de sus mensajes, de dudoso interés para la ciudadanía».

Al hilo de este último incidente, y al igual que ya se hizo en la Asamblea de Pamplona, la APCG aprovecha este comunicado para volver a rechazar públicamente, y con contundencia, cualquier tipo de manipulación informativa, «venga de donde venga, la ordene quien la ordene, la cometa quien la cometa y tenga la finalidad que tenga, por ser un atentado contra los principios éticos y deontológicos y una reprobable estafa a la ciudadanía».

La APCG entiende que cualquier persona, pertenezca o no a un partido político, puede sentirse afectada por la labor profesional de cualquier periodista, pero advierte que «la violencia, verbal o física, la amenaza y la coacción no son admisibles nunca». En este sentido, la Asociación que agrupa a los periodistas campogibraltareños recuerda que, en una democracia, los únicos que pueden poner límites a la libertad de expresión son los Tribunales de Justicia.

Noticias relacionadas