La documentación del Ayuntamiento que se había dado por perdida está ya en el Archivo Municipal para su análisis y ordenación

La documentación encontrada en julio oculta en el antiguo edificio de Protección Civil se encuentra ya en el Archivo Municipal, donde ahora se procederá a su recuperación, análisis y ordenación. Se trata de carpetas archivadoras en mal estado de conservación que guardan documentos del Ayuntamiento de los años 80 y 90 del pasado siglo


>

Aunque resulta difícil en este momento cuantificar el volumen exacto de la documentación recuperada, con la misma se han llenado en el Archivo Municipal seis repisas de seis baldas (cada balda mide 90 centímetros), a lo que hay que sumar otras cuatro cajas amplias también llenas de papeles, que se ordenarán a medida que se vaya terminando el trabajo con el material anterior.

A mediados del pasado mes de julio se encontró en un edificio en ruinas situado en la calle Consuelo, que fue sede de Protección Civil, numeroso material municipal. El edificio fue tapiado por orden del Ayuntamiento entre los años 2003 y 2007, y allí se hallaron no sólo documentos, sino también boyas de balizamiento de playas, el motor de una embarcación fueraborda, chalecos y roscos salvavidas, vestuario sin usar, material contraincendios, diverso material para salvamento en playas e incluso ordenadores.

En cuanto a la documentación, pertenece a diversos departamentos municipales: Intervención, Policía Local, Urbanismo, Deportes… La cuestión es que la Ley obliga a su custodia y conservación, aunque se habían dado por perdidos.

Durante estas semanas, personal de la Delegación de Obras y Servicios ha procedido a la recogida de este material, y también han trasladado los documentos al Archivo Municipal, donde ya se ha guardado en estanterías. Comienza ahora la labor de los técnicos de este último departamento, que deberán recuperar los papeles en peor estado, analizar el contenido de toda la documentación y ordenarla para que pueda ser consultada en el futuro.

La historia que ha desembocado en este hallazgo se inicia con la búsqueda de una embarcación zodiac de Protección Civil, cedida en su día por Cepsa, entre los departamentos municipales, cuya existencia era conocida.

Como no se encontraba, se decidió mirar abriendo un agujero en la antigua sede de Protección Civil, tapiada hace años por el mal estado del techo y para impedir que fuera “okupada”.

La sorpresa fue mayúscula. Por el agujero se veía el motor fueraborda, chalecos y boyas de señalización.

Se realizó una consulta a la Gerencia de Urbanismo a fin de salvaguardar la integridad de los trabajadores que iban a entrar una vez se derribara la tapia que tapaba la puerta.

Se decidió derribar la tapia para rescatar lo que allí había. La zodiac no estaba. Luego se supo que se mandó a reparar y nunca se recogió.

Sin embargo, se ha recuperado miles de euros en material y una ingente cantidad de documentación municipal que se daba por perdida.

Noticias relacionadas