La Junta declara el cierre temporal del vertedero ‘Complejo Sur de Europa’

El delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Cádiz, Ángel Acuña, ha firmado este martes la resolución por la que se declara el cierre temporal del vertedero de residuos no peligrosos municipales del Complejo Medioambiental Sur de Europa, ubicado en Los Barrios, y por la que se deja en suspenso la autorización para eliminación de residuos que figura en la autorización ambiental integrada otorgada a la sociedad Agua y Residuos del Campo de Gibraltar S.A (Arcgisa) para esta instalación.

>

Según ha explicado la Junta en una nota, la Delegación Territorial ha tomado esta decisión después de haber estudiado el informe presentado por Arcgisa en relación a un desplazamiento de residuos ocurrido el pasado domingo en la celda número tres de vertido del complejo, y tras las visitas de evaluación realizadas por personal técnico de la Administración andaluza.

A ese respecto, se ha comprobado que la disposición de los residuos es “inestable”, por lo que la actividad en el vertedero “no reúne en estos momentos los elementos necesarios para la seguridad de las personas y para el medio natural”.

Asimismo, las instalaciones necesarias para la correcta explotación del vertedero, incluyendo caminos perimetrales, diques de contención, redes de desvío de aguas pluviales, redes de drenaje de lixiviados, sistemas de almacenamiento y tratamiento de lixiviados y sistema de evacuación de gases “han resultado dañadas”, por lo que se estima que “no es posible la operación de la instalación en las condiciones exigidas por la autorización ambiental integrada”.

Por estos motivos, además de la declaración del cierre temporal del complejo, la Delegación Territorial ha notificado a Arcgisa que deben poner en marcha una serie de medidas de control en el complejo, así como actuaciones de seguimiento para comprobar la existencia de daño y su evolución.

En este sentido, el titular del complejo debe informar en el plazo de dos días sobre el destino de los residuos tratados que, en circunstancias normales tendrían que ser depositados en el vertedero ahora clausurado de forma temporal.

También se le exige que en ese plazo realice un balance de lixiviados del vertedero y la forma de tratamiento prevista, así como el destino de los mismos para garantizar el margen de seguridad necesario en previsión de condiciones meteorológicas adversas.

Plan de seguimiento

La resolución firmada este martes también indica que se debe activar “de forma inmediata” un plan de seguimiento de las aguas subterráneas, que incluya la toma de muestra y análisis semanal en diversos puntos de la instalación, con el requisito de comunicación inmediata de los resultados obtenidos a la Delegación Territorial.

Del mismo modo, en el plazo de un mes, Arcgisa debe presentar un informe pericial, realizado por una empresa de reconocida experiencia, sobre las posibles causas del suceso, su previsible impacto y consecuencias, además de una propuesta de medidas urgentes que se acompañarán de un cronograma para su implementación y una propuesta de seguimiento e información a la Administración.

Este informe incluirá la puesta en marcha de medidas que garanticen la correcta evacuación de aguas pluviales y lixiviados y su correcta gestión, así como la consolidación de la masa de residuos antes del comienzo del mes de octubre de 2016, requiriéndose una investigación pericial de detalle para evaluar las actuaciones pertinentes.

Por último, en el plazo de dos meses, el titular deberá presentar un estudio de clausura y sellado que incluirá el sellado de la celda tres de vertido, la cubrición completa del vertedero con una capa de drenaje y de soporte para especies vegetales, la implementación y/o consolidación de las infraestructuras y encauzamientos necesarios para la evacuación de aguas pluviales, colección de lixiviados y evacuación de gases de vertedero y un plan de mantenimiento y de vigilancia y control en la clausura adaptado a lo requerido por la autorización ambiental integrada.

Este plan debe prever la reparación y mantenimiento de las instalaciones del vertedero, de los medios de control del mismo y la toma de muestras y análisis necesarios para comprobar la evolución del mismo.

Noticias relacionadas