EN ROJO Y NEGRO

La negativa a reunirse de Acerinox tensa aún más haciendo el arbitraje más necesario


>
 

En un último comunicado Acerinox vuelve a tensar aún más, al negarse a reunirse mañana 5 de abril. Dice la empresa: “Acerinox Europa, como alternativa a la violencia promovida por el Comité de Huelga, propone retomar un clima de diálogo y negociación. La Empresa ha comunicado al CARL que acudirá a la reunión del próximo 10 de abril con una propuesta alternativa para que sea llevada por el Comité de Huelga a la Asamblea, a los efectos de que sea votada por la plantilla y que dé lugar a la desconvocatoria de la huelga, y se produzca así el fin del conflicto” ¿Quién está generando un clima de crispación? Porque la negativa a negociar sobre las propuestas de las personas trabajadoras ¿No es violencia, al fin y al cabo?  Amenazar con un Cierre Patronal ¿Es una muestra de talante conciliador?  Acusar gravemente al comité de Huelga de promover la violencia ¿Que promueve? Negarse a reunirse mañana para precisamente superar el desencuentro ¿Cómo se puede calificar?  ¿Más leña al fuego? El talante del comunicado clarifica la concepción que quienes torpemente negocian por parte de la empresa, tienen de lo que es una negociación. ¿Para que negociar?  Llevarán el día 10 (alargando estratégicamente la agonía de la Huelga algo más) su “propuesta alternativa”, no para negociarla sino para que el comité de huelga sin decir ni pio la someta a la asamblea de trabajadoras y trabajadores. Como si el comité fuese un “simple recadero”. Alguien, la Junta de Andalucía o el mismo Gobierno estatal debe aclararle a la empresa que NEGOCIE, Y si esta manifiesta que no está en disposición de hacerlo que fijen las autoridades un arbitraje independiente.

Cuando las personas que dirigen una empresa, más aún quienes son accionistas mayoritarios, anuncian que están pensando en un cierre patronal algo está ocurriendo en esa empresa. ¿Qué dice Acerinox?  En su informe sobre resultados en 2023, (publicado en febrero 2024) que es imprescindible leer entre líneas por lo contradictorio del mismo se refleja la buenísima marcha del Grupo. “2023 fue un año desafiante pero positivo para Acerinox”.  El Grupo consiguió reducir su deuda en 99 millones hasta los 341 millones y destinó 150 millones al dividendo, un “20% superior al dividendo de 2022”. Las perspectivas de crecimiento son altas lo que confirma que “El pasado 5 de febrero, Acerinox anunció una oferta por la cual North American Stainless, empresa del Grupo Acerinox en Estados Unidos, adquirirá Haynes International, empresa estadounidense líder en el desarrollo, fabricación y comercialización de aleaciones de alto rendimiento tecnológicamente avanzadas”  https://acerinox.com/es/comunicacion/noticias/Acerinox-cierra-un-acuerdo-para-la-adquisicion-de- Haynes-International-00001/.  Además  “Acerinox reforzó en 2023 su apuesta por VDM Metals con una nueva inversión de 67 millones de euros que incrementará en un 15% la producción e impulsará la eficiencia con ventas adicionales de más de 6.000 toneladas por año a partir de 2026”. Dice Acerinox haber obtenido excelentes resultados a pesar de la corrección (contracción) del mercado de los aceros standars en el mercado norteamericano un 20%, aunque la demanda de los nuevos aceros aumenta extraordinariamente. Todo ello permite a situarse a Acerinox en el número 80 del Rankin del El EBITDA de las mayores empresas del país. Con los 703 millones de euros de 2023 publicitados la misma empresa lo califica de “el cuarto mejor de nuestra historia. Pretendiendo mediante lo que Acerinox califica como Beyond Excellence, un nuevo y ambicioso programa cuyo objetivo es potenciar la competitividad, mediante la descarbonización, eficiencia, desarrollo de aceros especiales, aumento de la productividad, mejora en la cadena de suministro… para que el EBITDA suba en 100 millones de euros, entre 2024 y 2026.

En definitiva, que la empresa no va nada mal, aunque en el informe de febrero ya barrunta dos “espinitas”: a) El que denomina proceso de reflexión estratégica sobre el futuro de Bahru Stainless. Y tendría que explicar Acerinos lo que refleja su informe cuando afirma que “Como consecuencia de ello se ha realizado el máximo deterioro posible de activos en Bahru Stainless, por importe de 156 millones de euros, que no ha supuesto salida de caja.”  Para situar este centro de producción de Bahru Stainless, plantas de producción de acero inoxidable con la tecnología más avanzada en todo el sudeste asiático, hay que situarse en el punto estratégico del estrecho de Malaca en Johor, Malasia…  Y suena bastante que disponga “de puerto propio con salida directa a los océanos Pacífico e Índico, permitiéndole claras ventajas competitivas de distribución. B) El IV Convenio Acerinox Europa (Los Barrios) que dice haberse iniciado “el pasado mes de enero de 2023, el proceso de renovación, habiendo mantenido 22 rondas de negociación durante más de un año.”  

Y aquí la enorme incoherencia del informe ya que, por primera vez, aparece la cara amarga de una verdad escondida a sus accionistas: La empresa apuesta por un cambio de modelo productivo… para… salir de su situación de pérdidas, garantizando su viabilidad. Casa muy mal este mensaje con la publicidad de que se ha reducido la deuda en casi 100 millones, Que se reparten dividendos en 150 millones, que se hacen inversiones de 67 millones por un lado y una cantidad que debe ser alta para absorber otra empresa…que es el cuarto mejor año de beneficios, como marca el EBITDA con 730 millones ( y expectativa de llegar a 840 millones en 2 años).  El EBITDA (acrónimo de los términos en inglés Earnings Before Interest Taxes Depreciation and Amortization)  es un indicador financiero clave que mide la rentabilidad de una empresa antes de deducir los impuestos, intereses, depreciaciones y amortizaciones. El propósito principal del EBITDA es mostrar una imagen clara y fiel de lo que la empresa está ganando o perdiendo en el núcleo de su negocio. Los responsables de negociar el IV convenio de Acerinox -Los Barrios- manejan dos discursos contradictorios y ello explica el enquistamiento de esta negociación. 1.- Presentan una imagen, para sus accionistas y clientes, de una empresa altamente competitiva, con beneficios notables y planes de expansión, absorbiendo otras empresas. 2.- A las personas que trabajan en su acería del Campo de Gibraltar les reflejan una empresa deficitaria y que deben hacer sacrificios para “adaptar la prima de producción al nuevo modelo y recuperar productividad a través de una mayor flexibilidad y desempeño de distintas tareas dentro la misma sección/departamento (polivalencia), sin plantear despidos ni recortes salariales.”  Hay que tener mucha cara para contradecirse, sin ruborizarse, de esta manera. ¿Cómo se van a despedir si están en plena producción y falta gente? ¿Cómo se pueden seguir recortando salarios, bajo mínimos?  En el comunicado que, sin duda, ha tenido que ser redactado por representantes de la empresa, incapaces de negociar eficientemente este convenio, se achaca la culpa de la Huelga que comenzó el 5 de febrero, a las personas trabajadoras ya que ellos dicen: “A la publicación de estos resultados, la huelga persiste a pesar de que la compañía nunca ha interrumpido su voluntad negociadora.”

Si quienes trabajan en Acerinox no sólo mantienen una huelga que dura ya dos meses, sino que se manifiestan públicamente, es por la falta de voluntad negociadora de la empresa. Cuando se sienten “toreados” una y otra vez sin que se mueva un milímetro la rigidez de los innegociadores la exasperación se adueña de los ánimos de quienes se ven maltratados indignamente por la parte empresarial.  Acerinox, como una gran empresa, requiere de personas más inteligentes y sabias para negociar este IV convenio. Porque la última es la “amenaza” de cierre patronal que supone alterar más aún el ánimo de quienes llevan tantas semanas en huelga. Una mecha que debe cortarse de raíz por las autoridades ya que el efecto, presumiblemente violento, puede generar una reacción en cadena y estar en la antesala de una Huelga General indefinida en todo el territorio.  El cierre patronal regulado en el capítulo II del Real Decreto 17/1977, de 4 de marzo, sobre relaciones de trabajo, que también regula la Huelga, cuenta con alguna que otra sentencia del tribunal Constitucional, ya que la norma fue publicada con anterioridad a la Constitución de 1978.  El fallo de la Sentencia del TC 11/1981, de 8 de abril, establece que “es inconstitucional el párrafo 1.º del artículo 10 en cuanto faculta al Gobierno para imponer la reanudación del trabajo, pero no en cuanto le faculta para instituir un arbitraje obligatorio, siempre que en él se respete el requisito de imparcialidad de los árbitros” Ante la nula voluntad negociadora de la empresa parece que le toca mover ficha tanto al Estado como a la Junta de Andalucía.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
27 mayo 2024 | Redacción
La igualdad
 
27 mayo 2024 | José Antonio Hernández Guerrero
La compatibilidad de las Ciencias y las Letras