La subasta de los terrenos de Metalsa se aplaza por defecto de forma en el expediente

El titular del Juzgado de lo Social de Algeciras, Juan de Dios Camacho decide retrasar la subasta por no haberse notificado la misma a la empresa.


>

El Juzgado de lo Social de Algeciras decidió aplazar la subasta de los terrenos de la antigua fábrica Metalsa ante varias irregularidades documentales que presentaba el proceso, al no haberse podido notificar la subasta a la empresa ni a uno de los trabajadores que acude sin abogado al proceso y para evitar una posterior nulidad de las acciones, a pesar de que la Ley de Enjuiciamiento Civil permita que las notificaciones también se realicen a través de Boletines Oficiales.

A partir de ahora, y durante el mes de agosto a pesar de que es inhábil en el ámbito judicial se dejarán estos 30 días para poder poner en orden toda la documentación y entregar las notificaciones pertinentes a fin de que todas las partes tengan conocimiento de las diligencias judiciales y pedir al Registro de la Propiedad que cuantifique las cargas que tengan esos terrenos.

Una vez que esto ocurra, no antes de que discurran algunos meses, se fijará una nueva fecha para la segunda subasta pública de los terrenos que saldrán a subasta a un 50% del precio inicialmente tasado (4.125.610 euros). Si entonces no se presentará ningún postor, como había ocurrido en esta ocasión, los propios trabajadores de la empresa podrían acceder a quedarse con los terrenos haciéndose cargo también de las cargas y deudas que tengan acumulados.

El representante de UGT en la extinta Metalsa, Salvador Egeda se mostró desilusionado con la situación que se ha presentado que “nos ha dejado la moral por los suelos después de tres años de espera”. No obstante, Egeda agradeció las diligencias practicadas por el Juzgado de lo Social que “han acelerado en todo lo posible el proceso para intentar darnos una solución” aunque lamentó que “no haya compradores y que la crisis haya afectado a las empresas”, no queriendo nadie “comprar esos terrenos industriales con más de 30.000 metros cuadrados para reindustrializar la zona o incluso hacer viviendas sociales”.

El ex trabajador de Metalsa hizo un llamamiento “a las grandes empresas que hay aquí en el Campo de Gibraltar y en el muelle para que acudan a la próxima subasta por si pudieran estar interesados en unos terrenos a un valor del 50% porque lo que está claro es que los trabajadores no podemos hacernos cargo de esto porque sólo estamos trabajando ocho compañeros”. En este sentido no descartó intensificar las protestas de los trabajadores en la calle exigiendo una salida a su conflicto.

Desde la Federación de Metal Construcción y Afines (MCA-UGT) su secretario comarcal, Juan José Villalba aseguró que “es una pena que no se haya conseguido nuestro objetivo de subastar los terrenos para que los trabajadores pudieran cobrar sus indemnizaciones, aunque esperamos que en la próxima cita sí haya un buen postor y que se satisfagan las deudas que se tiene con estos compañeros”.

Hay que recordar que 52 trabajadores de esta empresa se quedaron en la calle cuando Metalsa cerró sus puertas en 2007. Desde entonces aún esperan cobrar sus indemnizaciones por despido que alcanzan de media por trabajador unos 80.000 euros, dependiendo de la categoría que tuvieran.

Noticias relacionadas