La Villa recordó al sacerdote Olite con juegos y pasacalles

Como manda la tradición cientos de niños han disfrutado en estos días de su Día, El Día del Niño, con ello se quiere mantener el legado que el sacerdote ya fallecido, Juan José Olite, dejó en el corazón de los vecinos de Los Barrios, legado que se mantiene y que va pasando de padres a hijos y nietos.

La fiesta comenzó en la tarde del viernes con la concentración de los pequeños que acompañados de globos y pitos anunciaban la llegada de este día.

El sábado desde primeras horas de la mañana, hacia las 7,30 h. los niños acompañados de familiares se concentraron en la Plaza de la Iglesia para recorrer las principales calles de la localidad. Sobre las nueve y media de la mañana se realizó el desayuno para posteriormente realizar diversos juegos y actos que durarían hasta la hora del almuerzo.

Ya a las 5 de la tarde la cabalgata recorrió la avenida alcalde Juan González hasta la parroquia con la mayoría de niños disfrazados.

Noticias relacionadas