Las intervenciones arqueológicas en el Castillo de Guzmán el Bueno abre las II jornadas de prehistoria y arqueología

Herminia Moncayo, delegada especial de Cultura de la Mancomunidad de Municipios, y Ángel Sáez, director del Instituto de Estudios Campogibraltareños (IECG), han inaugurado esta tarde en la Casa de la Cultura de Los Barrios las II Jornadas de Prehistoria y Arqueología del Campo de Gibraltar.

>

Moncayo ha adelantado parte del programa que se desarrollará en los tres días de jornada, ha agradecido la colaboración del Ayuntamiento de Los Barrios, que servirá de anfitrión los dos primeros días y, además, ha entregado una placa a Mario Ocaña, anterior director del IECG, acto con el que se le ha querido ofrecer un sincero reconocimiento por el trabajo realizado durante tantos años al frente del instituto.

Su sucesor, Ángel Sáez, ha agradecido el entusiasmo de los miembros del instituto, principalmente los de su Sección Segunda de Arqueología y Patrimonio, encabezados por su presidente, Carlos Gómez de Avellaneda, y de la intervención decidida de muchos de sus compañeros de sección, como Margarita García Díaz, que ya resultó determinante, junto a Maribel Gómez Arroquia, para que las primeras Jornadas de Arqueología pudieran llevarse a cabo en Tarifa en 2004. Sáez no se ha olvidado de los ponentes, a quien considera auténticos protagonistas, ya que “son ustedes, la cincuentena de expertos que han respondido de inmediato a la cita, los que siempre siguen y llenan de sentido nuestras actividades”, les ha dicho.

La ponencia inaugural, que ha estado a cargo del arquitecto Pedro Gurriarán, ha versado sobre las intervenciones arqueológicas y los trabajos de restauración que se están llevando a cabo en el Castillo Guzmán el Bueno, el castillo español que más tiempo ha estado ocupado por militares, concretamente entre 960 y 1989, es decir, durante más de mil años. Gurriarán, que lleva una década trabajando en la fortaleza tarifeña, ha concluido recientemente la primera fase de una intervención arqueológica cuyo fin ha sido datar y documentar todas las reformas que se han ido realizando en el mismo durante su larga trayectoria. “Hemos querido conocer en esta primera etapa, interviniendo en el castillo muralla y los pabellones, cómo ha evolucionado el castillo identificando cada obra, cada reforma”, ha señalado Gurriarán, quien ha informado que las mayores transformaciones se produjeron en los inicios de los siglos XV y XVI, coincidiendo con su conversión en palacio por orden del Marqués de Tarifa.

La metodología que se ha llevado a cabo para levantar todos estos datos ha sido la de picar los muros del castillo, con la supervisión de arqueólogos, restauradores y varios arquitectos, para dejarlos desnudos, dibujar lo que queda al descubierto e identificarlo. El siguiente paso consistirá en la restauración tras la intervención, dejando aquellos elementos más importantes a la vista del visitante.

Tras la ponencia inaugural, han intervenido diferentes investigadores que han dado a conocer nuevos estudios como el que está realizando Helena Jiménez, de la Universidad Autónoma de Madrid sobre el paisaje antiguo de la Bahía de Algeciras; las pinturas rupestres en el entorno de la laguna de La Janda; o el arte rupestre paleolítico del extremo sur y su problemática de su conservación. Un tema que ha sido abordado por Lothar Bergman, quien ha hablado a los asistentes del arte paleolítico de reciente localización y ha advertido que, de seguir con el actual impacto del ser humano, estas pinturas rupestres podrían desaparecer en un siglo.

Han cerrado el programa de intervinientes Manuel Parodi Alvarez, quien ha resaltado la importancia de los yacimientos de Baelo Claudia y Carteia no sólo como espacios arqueológicos comarcales, sino como parte de un contexto superior como es el ámbito provincial; María Lazarich, que ha dado a conocer los resultados, algunos inéditos, obtenidos en los trabajos de excavaciones llevados a cabo en la necrópolis del Paraje de Monte Bajo, en Alcalá de los Gazules; y Enrique Pérez Carmona, que ha cerrado este primer día de jornada con una comunicación sobre las actuaciones que se han desarrollado para valorar en qué medida se ha visto afectado por el tráfico marítimo el patrimonio arqueológico subacuático del entorno del Parque Natural del Estrecho.

Noticias relacionadas