Llega la gran cita, la hora de los valientes

Llega uno de los grandes momentos de la competición, el (o los) partidos decisivos. Cuatro equipos, cuatro estilos, cuatro retos diferentes pero para todos un solo objetivo: el ascenso. El póquer de aspirantes a la ACB afronta la Final a Cuatro de Fuenlabrada con la máxima ambición. Para todos el ascenso no es una utopía.

>

Que nadie piense que para el conjunto barreño el ascenso es sólo una utopía. Para nada, porque como al grupo que entrena el gallego Moncho López se le ocurra dar la campanada en Fuenlabrada nadie en Andalucía querrá perder la oportunidad de implicarse en un sueño hecho realidad. Porque precisamente la historia del Villa de Los Barrios, vinculada directamente a la LEB en la última década, es un fiel exponente de la capacidad de esta competición para alimentar ilusiones, de conseguir que de pronto hasta lo más impensable pueda hacerse realidad. Contra pronóstico ? aunque el que esto firma venía avisando desde meses atrás ? este equipo basado en jugadores expertos de la categoría, jugadores beneficiados de la Generación LEB, eliminó a todo un Breogán y se planta para hacer frente al durante muchos meses claro favorito al ascenso, el Lucentum.

A priori y como una de las claves para intentar adivinar lo que puede suceder en esta semifinal entre Lucentum y Los Barrios podemos fijarnos en la capacidad física del conjunto dirigido por Oscar Quintana. Una extraordinaria capacidad física que le permite intensificar su defensa desde muy arriba para provocar un apagón en el rival teniendo en cuenta la envergadura de sus aleros altos y sobretodo sus jugadores interiores. Esas características más la gran capacidad de trabajo de sus jugadores le ha permitido competir en todos los partidos y en muchos de ellos acabar pasando por encima de cualquier adversario. Experiencia, calidad, centímetros y esfuerzo permanente se unen en una extraordinaria combinación alicantina que sin duda los convierten en favoritos. Y ante tanta virtud Los Barrios contrarrestará, al menos lo intentará, control del partido, calma necesaria para no descomponerse, capacidad para estar dentro del partido sabiendo que a medida que avance el duelo el factor psicológico puede favorecerles.

Noticias relacionadas