Los 126 l/m2 caidos en el municipio inundan los núcleos de Puente Romano, Guadacorte y Benharas

Las precipitaciones han rondado durante el día de hoy, desde las doce de la noche hasta las doce del mediodía, en 126 litros por metro cuadrado. Desde las 6 hasta las 9 de la mañana fue donde se registraron el mayor porcentaje de lluvia con una intensidad de 50 l/m2. Los datos pertenecen a la estación meteorológica ubicada en el Jardín Botanico de la Villa, según ha podido conocer Noticias de la Villa.

Operarios de las delegaciones de Limpieza, que dirige Cristóbal Melgar, y Obras y Servicios, de la que es titular el edil Javier Grimaldi, trabajan desde esta mañana en diferentes puntos del término de Los Barrios que se han visto afectados por la intensidad de las lluvias caídas en las últimas horas.

Para ello, las autoridades municipales han recurrido a la activación del Plan de Emergencias con un dispositivo en el que han participado también la Policía Local, Protección Civil, la Guardia Civil y el servicio comarcal de bomberos.

Este dispositivo ha estado coordinado por la alcaldesa de Los Barrios, Ángeles Ariza, desde primera hora junto con Cristóbal Melgar, Javier Grimaldi así como por la concejala de Los Cortijillos, Montserrat Almagro.

Los lugares más afectados en el núcleo de Los Barrios han sido la urbanización Mirador del Río donde operarios municipales junto con trabajadores de la empresa pública comarcal ARCGISA y el consorcio de Bomberos han estado trabajando en la zona para atender a los vecinos y achicar agua. También las instalaciones deportivas del complejo de San Rafael se han visto afectadas por el lodo arrastrado por las aguas de los montes circundantes.

En Puente Romano se tuvo que cortar el tráfico de la vía que une esta barriada con el casco por las inundaciones. En Guadacorte no hubo incidencias de gravedad, tan solo algunos patios anegados de viviendas en la calle Oropéndola pero sin llegar a inundarse la calle como en otras ocasiones. Seis familias tuvieron que ser evacuadas y fueron reubicadas en casas de familiares, salvo en un caso, donde estaba prevista su pernocta en un hotel. La Policía Local ordenó cortar el tráfico rodado en la zona ya que el agua llegaba con facilidad hasta las rodillas.

En el casco urbano, los principales problemas se localizaron en la urbanización Mirador del Río, donde los bomberos y personal de Arcgisa tuvieron que achicar agua. A las nueve de la mañana, el acceso al colegio San Ramón Nonato, Juan González y los institutos Carlos Cano y Sierra Luna se vio muy perjudicado ya que la avenida Doña Rosa llevaba un palmo de agua que hacía imposible cruzar sin mojarse hasta los tobillos, al igual que en Maestro Quico, Arroyo de Pun y la vía de servicio de José Chamizo a la altura de la oficina de Turismo. La avenida Carlos Cano tuvo que ser cortada hasta que los operarios de Obras y Servicios limpiaron las arquetas para dar salida al agua y barro.

Las lluvias han provocado nuevos baches en varias vías del polígono y del casco de Los Barrios, desperfectos que se arreglarán en cuanto terminen las lluvias y se seque el pavimento.

En el dispositivo de operarios de Obras y Servicios y Limpieza han tenido que emplear un camión de baldeo y excavadoras, bombas para la retirada de agua, entre otra maquinaria y utillaje.

La carretera de Puente Romano fue cortada al tráfico debido a las intensas lluvias

El desbordamiento del río y la aguas de los montes provocan las inundaciones

El servicio provincial de Bomberos actuó con rapidez en las zonas anegadas

Las arquetas noaguantaron la presión

Los operarios municipales trabajaron a destajo

Noticias relacionadas