Los barreños Ross Schraeder y Levi Rost sueñan con llegar a la final

Moncho Fernández se ha caracterizado, en su etapa como técnico del Villa de Los Barrios, por hacer que sus jugadores nacionales tengan un gran protagonismo (de hecho, en su primera temporada como entrenador gualdiverde, a 'su Villa' se le llamó el Spanish Team. Pero en esta ocasión, sus jugadores norteamericanos, Levi Rost y Ross Schraeder, también están teniendo un papel importante en los éxitos del equipo.


>

Es más, Schraeder, con una canasta en el último segundo, permitió al Villa derrotar en tierras catalanas al Plus Pujol Lleida (esa victoria, en cierta manera, permitió que en el triple empate final con León, los catalanes cayesen eliminados y no el Villa de Los Barrios, que logró jugar el Play-Off de ascenso). Y Levi Rost ha sido considerado por muchos como uno de los jugadores más determinantes de toda la segunda vuelta de la liga.

Ambos jugadores restan importancia a sus actuaciones, y hablan de la importancia del grupo, del colectivo, como clave para que el Villa haya llegado hasta donde hay llegado. “Creo que ésta es mi peor temporada como tirador”, explica Ross Schraeder. “Nunca antes había tenido una mala racha anotadora como la que he tenido en estos últimos meses. Pero esto es baloncesto. Un tirador tiene rachas, y ahora parece que mis tiros están entrando. Pero cuando yo no anotaba, mis compañeros sí lo hacían. Y esa ha sido nuestra gran arma, somos un colectivo, y no ha importado que Schraeder no anotase”.

Levi Rost también se decanta por esta línea, y afirma que “no creo que yo haya sido tan importante. Lo que cuenta es que si te dedicas a defender a Ross o a Richi (Guillén), hay otros compañeros que pueden anotar. Con nosotros no puedes centrar tu defensa en un jugador. Todos contamos y aportamos al equipo. Y así es difícil defendernos”.

Ambos jugadores reconocen que llegarán a la Final A 4 un poco cansados. “Pero como todos. Y no sólo mis compañeros. Todo el que continúa jugando a estas alturas está un poco cansado. Pero son 4 días más, y entonces tendremos vacaciones”, explica. “Y ojalá que sean vacaciones ACB”, apunta Ross Schraeder. “El cansancio, por jugar la Final a Cuatro, no se va a notar”, afirma.

Los aficionados del conjunto gualdiverde ven en este partido la oportunidad de vencer, por primera vez esta temporada, al Lucentum Alicante, y por otro lado, resarcirse de la eliminación en los playoffs de la pasada temporada a manos del conjunto de Oscar Quintana.

“Pero creo que lo que hay que hacer es ver este partido como la oportunidad de llegar a la final. Lo pasado, pasado está, y no hay que pensar más en ello. Hay que mirar el futuro, y nuestro futuro pasa por vencer al Alicante, y disputar la gran final”, explica Levi Rost.

“Yo no viví el mal trago de caer eliminado el año pasado contra Alicante”, afirma Ross Schraeder, “pero creo que es bastante saber que nos jugamos el ascenso a la ACB como para estar pensando en el año pasado. Estamos muy cerca de un sueño, y tenemos que pensar con todas nuestras fuerzas que podemos hacerlo realidad”.

Y para ello, el Villa contará con un centenar de aficionados, que ya han confirmado en las oficinas del club su deseo de viajar con el equipo. Dos autobuses llevarán al público gualdiverde a Fuenlabrada. El club ha hecho un esfuerzo enorme, y por sólo 50 euros, estos 100 afortunados aficionados podrán desplazarse a Fuenlabrada, presenciar el duelo de semifinales (y la final, si llegase), pernoctar y desayunar en un hotel, y volver a Los Barrios.

“Nuestro público es muy importante para nosotros. El viernes pasado, ante el Breogán, viví el mejor ambiente de baloncesto de toda mi carrera deportiva. Escucharles allí apoyarnos va a darnos mucha motivación”, afirma Ross Schraeder. “Cien aficionados de Los Barrios son muchos, y pueden animar como si fueran 500. Estoy seguro de que nos vamos a sentir como en casa. Qué bueno que puedan apoyarnos allí”, comenta Levi Rost.

Noticias relacionadas