Olivares y Pecino afirman que el Ayuntamiento vela por los intereses de bañistas y pescadores

La concejal delegada de Palmones y presidenta de la Junta Municipal de Distrito, Pilar Olivares, y el concejal de Medio Ambiente, Alfonso Pecino, han salido al paso de las manifestaciones y la querella planteada por un usuario de la playa en la que acusa a ambos ediles por un supuesto delito de prevaricación por prohibir la pesca en la desembocadura del río a determinadas horas del día, entre las 10 de la mañana y las ocho de la tarde.

>

Los dos ediles han destacado que la actuación de este vecino es “injusta y desproporcionada” y que tendrá respuesta por los servicios jurídicos.

La concejal Pilar Olivares ha señalado que en ningún momento queremos prohibir y perjudicar a los pescadores, sino que lo único que se busca es compatibilizar el uso de la playa. “Debemos preservar por un lado la seguridad de los bañistas y por otro los derechos de los pescadores. Hay un horario para el uso de la playa por parte de los bañistas y otro para los pescadores. En los meses de verano se limita el horario pero cuando termina la temporada de playas los pescadores pueden pescar sin restricciones y sin horario alguno”, afirmó.

Olivares ha señalado que ha recibido quejas de los bañistas para que se vele por su seguridad en la playa. “¿Qué pasaría si un niño sufre una herida con una anzuelo cuando se encuentra jugando en la arena? Para que no ocurra este tipo de incidentes se establece un horario y se compatibilizan ambas actividades. Pero lo que está claro es que debemos de garantizar la seguridad de los bañistas”, apuntó la delegada de Palmones.

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente, Alfonso Pecino, dejó claro que la orden que regula las normas de la pesca marítima de recreo prohíbe pescar en zonas junto a los bañistas. “Esta orden refleja que está prohibido la pesca en los canales de acceso a puertos, en el interior de ellos y a menos de cien metros de los lugares frecuentados por bañistas, tales como playas. Es obvio que el lugar que ocupan los pescadores está frecuentado todos los días por familias que van a disfrutar de un día de playa”, matizó.

Pecino ha afirmado que la actitud de este vecino es lamentable ya que con el horario establecido los pescadores tienen más tiempo para realizar su actividad. “Estamos hablando que el horario de pesca es de las nueve de la noche hasta las nueve de la mañana, son doce horas para pescar, mientras que los bañistas disponen de diez horas. Y tampoco hay que olvidar que estas restricciones solo se llevan a cabo en la temporada de playas el resto del año se puede pescar sin restricción alguna”, aseguró.

Noticias relacionadas