Pesar por el fallecimiento del sacerdote Sebastián González Araujo

El alcalde, Tomás Herrera, ha trasladado el pesar propio y de la Corporación Municipal, en nombre de la ciudad, por el fallecimiento esta tarde del sacerdote Sebastián González Araujo, quien fuese párroco titular de la iglesia de Nuestra Señora de la Palma, y que ha muerto a los 83 años de edad.

El primer edil ha destacado «la vinculación que el padre Sebastián ha tenido siempre con la ciudad, primero durante más de cuatro décadas al frente de la parroquia mayor de nuestra ciudad, y después de su jubilación, a principios del año 2000, haciéndose cargo de la capilla del antiguo Asilo de San José».

Además, la primera autoridad municipal recuerda que el desaparecido sacerdote fue nombrado por el Papa Juan Pablo II Prelado Doméstico de Su Santidad, y que ocupó varios cargos de responsabilidad dentro del Obispado de Cádiz-Ceuta, donde fue vicario del Campo de Gibraltar y delegado episcopal para el clero.

«La labor que el padre Sebastián González Araujo realizó en vida, también en el plano social, siempre perdurará en nuestra memoria, por lo que ahora nos unimos al pesar por su desaparición», señala Herrera, quien también ha recordado que el religioso fue nombrado en su día Hijo Adoptivo de Algeciras.

La capilla ardiente del sacerdote quedará instalada a las diez de la mañana en la parroquia de La Palma, donde se oficiará el funeral a las seis de la tarde.

Noticias relacionadas