Políticas Sociales conmemora el primer año del Centro de Atención Temprana

El Área de Políticas Sociales, que dirige Ángeles Ariza, ha conmemorado hoy, jueves, el primer aniversario del Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) Juan María Martínez Santos, de Los Barrios, ubicado en la Plaza Mariquiqui, en la barriada Nuestra Señora de Fátima, y que atiende a 25 niños con distintos problemas de desarrollo.

>

La conmemoración consistió en un acto celebrado en el aula magna de la Fundación Universitaria para explicar el trabajo realizado durante este año de funcionamiento. Este Centro de Atención temprana lleva el nombre de una profesora de Los Barrios que comenzó hace más de veinte años este tipo de tratamientos en la localidad.

En el Campo de Gibraltar existen cinco CAIT. Los de Algeciras Los Barrios y Tarifa dependen de los ayuntamientos y funcionan a través de un convenio suscrito con la Junta de Andalucía, los de San Roque y La Línea están en locales pertenecientes a colectivos ciudadanos y reciben subvenciones.

Ariza estuvo acompañada por Rosalía Campuzano, psicóloga y consultora de la delegación provincial de Salud; Ana María Moya, madre de una niña de cuatro años con síndrome de Down, y las encargadas del CAIT de Los Barrios, Alicia Alba, que es maestra de educación especial, e Inmaculada Rey, psicóloga. Cada una, desde su perspectiva, contó sus experiencias desde la puesta en marcha de dicho centro. Francisco Anaya es el coordinador, pero permaneció entre el numeroso público que acudió.

Ángeles Ariza se refirió a los trabajados preliminares para poner en marcha el Centro de Atención Temprana, una idea que surgió en su primera entrevista con Carlos, un padre que le trasladó su preocupación por esta carencia en la Villa. “Me traían el hambre y la receta de la comida que tenía que preparar”, dijo la primera teniente de alcalde. Para Ariza, “se puede mejorar la sociedad, empezando simplemente por nuestro entorno”.

Los escasos conocimientos, contactos y presupuesto se suplieron con ilusión y entusiasmo por el proyecto. La primera entrevista con el delegado provincial de Salud, Hipólito García, tuvo una respuesta inmediata: Rosalía Campuzano fue designada para ayudar a poner en práctica lo que entonces era sólo una idea.

En opinión de ángeles Ariza, “la igualdad sólo se consigue cuando se le dan ventanas y puertas a quienes lo necesitan, y cuando lo necesitan”.

La función del CAIT es atender a la población infantil de 0 a 6 años que padece alguna alteración en el desarrollo, o que tiene riesgo de padecerla. Campuzano, ayudándose de una proyección, desglosó el funcionamiento de un centro de atención temprana y cómo intervienen los profesionales que participan. También explicó algunos aspectos del Libro Blanco de la Atención Temprana y de la Ley de Atención a Personas con Discapacidad.

Ana María Moya relató que su hija Lucía, con síndrome de Down, era atendida en el Centro de Atención Temprana de Algeciras, muy saturado. Allí estuvo hasta los tres años. Desde hace un año, Lucía acude al de Los Barrios. Su sonrisa nada más entrar al local es el signo de que disfruta mientras la ayudan a paliar su problema.

Alicia Alba, maestra de educación especial, destacó que la detección precoz de cualquier problema es fundamental para que, gracias a la asistencia proporcionada en el CAIT y a la ayuda de los padres, los niños sean autónomos y puedan integrarse con los demás.

Inmaculada Rey, desde su perspectiva de psicóloga, indicó que cada tratamiento es individualizado y específico. El primer paso ante cualquier anomalía es dirigirse al pediatra, que derivarán al niño al Centro de Atención Temprana, donde los padres siempre estarán informados de la atención proporcionada.

Noticias relacionadas