Proyectos de ciencia y tecnología de Andalucía son reconocidos por Fundación Descubre

En el pasado Día de Andalucía, la Fundación Descubre destacó la tenacidad de la ciencia en la región pese a la pandemia y a las múltiples limitaciones que se han dado tanto en Andalucía como en todo el país.

La Fundación Descubre es una institución privada sin fines de lucro impulsada por la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidad de la Junta de Andalucía. Su misión es el fomento del saber científico en la comunidad andaluza mediante la organización coordinada e impulso de proyectos relacionados con la ciencia.

A través de su revista iDescubre, la fundación expuso que, pese a las graves complicaciones que causó la pandemia en las múltiples estructuras, la comunidad científica andaluza no ha descuidado sus grandes objetivos científicos y tecnológicos.

Descubre resaltó algunas de las varias propuestas que en Andalucía persisten pese a la pandemia, haciendo hincapié en la importante cifra de 25.000 personas que ejercen la investigación en la región, según informes del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA).

Es el caso de Antidio Viguria, director técnico de Aviónica y Sistemas del Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (Catec), quien se especializó en drones no tripulados y en el estudio de vehículos voladores autónomos capaces de supervisar refinerías, puentes y viaductos. Él señala que su centro de investigación pretende mejorar la tecnología de vuelo tripulado ya existente y perfeccionar los aviones sin tripulación que servirían para diversificar la industria aeronáutica.

Otro ejemplo destacado es el de Alfonso García Cerezo, catedrático de la Universidad de Málaga y principal encargado del laboratorio de robótica y mecatrónica. Pertenece al Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática, área que produjo tecnología fundamental como el ventilador ‘Andalucía Respira’, encabezado por Víctor Muñoz y Carlos Pérez del Pulgar. Asimismo, contribuyó a concretar el brazo quirúrgico ‘Broca’, impulsado por la Universidad de Córdoba y el Instituto Maimónides.

García Cerezo se especializó en robótica de rescate y mediante el proyecto Trust-ROB (financiado por el Ministerio de Ciencia) viene desarrollando equipos con inteligencia artificial (IA) capaces de coordinar con policías, bomberos u otras máquinas de salvamento.

Estas propuestas se sumarían a otras iniciativas de IA que se vienen realizando en Andalucía en los últimos años. Como recuerda la edición web de Tecnología y Gadgets en ReviewBox.es, ‘‘desde 2018, algunas universidades e institutos de la región indagan en la aplicación de inteligencia artificial para la localización, investigación y gestión de fondos manuscritos digitalizados de documentos históricos’’.

Aunque la propuesta de García Cerezo se enfoca más en los vehículos autónomos para suelo y aire capaces de funcionar en medio de humo, etc., todos estos proyectos en conjunto forman parte de una innegable revolución de la tecnología IA en la región. «Desde los años 80s aquí existe una importante trayectoria continuada con los científicos más activos del mundo en la materia», enfatiza el investigador.

 

 

 

Noticias relacionadas