Qué debo saber antes de comprar una alicantina

¿Estás buscando persianas alicantinas para tu puerta o ventana y no sabes cuál elegir? Es normal, ¡hay tantas diferentes y de distintos materiales! Ya sabes que las puedes instalar tanto en interiores como exteriores.

Aunque lo más habitual es verlas en las puertas de balcones y terrazas, está muy de moda colocarlas también en las ventanas. ¡Vamos a elegir la tuya!

Nuestros consejos antes de comprar una persiana alicantinas

Para asegurarte de que tu persiana alicantina durará y se mantendrá impecable con el paso del tiempo, has de elegir el material, sus componentes y acabados de una forma adecuada.

Al mismo tiempo, debes conocer las diferentes opciones que hay en el mercado. Veamos cada aspecto.

Material: ¿PVC o madera?

Estas persianas pueden estar hechas de madera (generalmente, de pino) o PVC (plástico). No te preocupes por el aspecto; hay de PVC que imitan perfectamente la madera y de madera que, como están pintadas de colores, no tienen por qué parecer siempre las clásicas persianas de este material.

Las persianas alicantinas de madera son las más adecuadas si tu casa tiene una decoración rústica o tradicional. Por supuesto, son las perfectas si sigues un estilo de vida sostenible y te preocupas por el entorno. Son el tipo que dejan una menor huella de carbono, especialmente si te decantas por la madera certificada. La madera más empleada es de pino, aunque se le puede dar un barniz de nogal o cerezo para que tenga otra tonalidad.

En cualquier caso, las alicantinas de madera siempre llevan un tratamiento para que puedan resistir bien la lluvia, el viento, la humedad, etc. Verás que las puedes personalizar. No solo podrás elegir las medidas, sino también el color de tu persiana.

Eso sí, la madera exige un mantenimiento. Cada cierto tiempo, tendrás que volver a barnizar la persiana y, posiblemente, renovar su tratamiento protector. Esto varía según las condiciones climáticas donde tienes la ventana. Puedes consultar el tratamiento y la frecuencia necesaria cuando vayas a comprar tu persiana.

Para limpiar las persianas, lo mejor es usar un plumero. Bajala y limpia cada lama de izquierda a derecha. Si necesitas limpiar las lamas con más profundidad, usa agua y una bayeta. No pongas jabones ni otros limpiadores químicos en el agua, pues podrían deteriorar la persiana. Simplemente, insiste frotando en la parte de la mancha.

Es posible que las alicantinas de madera sean ligeramente más caras que las de plástico. No obstante, su material, bien cuidado, te durará más. Son persianas robustas y resisten bien el viento. Recuerda que puedes elegir las de imitación de madera. Obviamente, si las miras de cerca, verás que nunca pueden ser exactamente iguales que las de madera original.

Las alicantinas de plástico también son resistentes, pero más bien frente a la humedad. Plantéate ponerlas si vives muy cerca del mar. Son más ligeras, fáciles de limpiar y mantener, puesto que no son tan sensibles como las de madera.

Conoce los componentes de la alicantina

Esto será importante antes de comprarla. En muchas ocasiones, puedes también elegir entre distintas piezas.

El montante es la parte superior, de donde cuelgan las lamas. Se ve por ambos lados de la persiana, dentro y fuera. En él, también van colocados los cáncamos que sujetan la persiana, así que debe ser una parte resistente. Se llama perfil a la parte exterior del montante, que, normalmente, se elige del mismo color y material que la persiana.

Los montantes de las persianas de madera son siempre iguales que la persiana, así que no tendrás que elegir entre varias opciones. Si te decantas por la de plástico, generalmente, podrás elegir entre dos tipos de montantes:

Por una parte, está un montante de plástico con estructura interna de plástico como refuerzo. Es más ligero y puede que más económico.

Por otra parte, puedes decidirte por un montante con refuerzo interno de madera. Lograrás que sea más resistente. Dará a la persiana una mayor consistencia y un mejor agarre en el resto de sus componentes (es decir, la polea, freno, cáncamos, etc.).

El freno está sobre el montante y permite que puedas dejar la persiana subida a cierta altura sin dificultad. A menudo, podrás elegir entre una polea y freno metálicos o de plástico. Los de metal son más resistentes, pero caros.

El resto de las partes de la persiana son el rollo, las lamas, las grapas (que unen las lamas entre sí), la cuerda y el tirador, que está en la parte inferior de la cuerda. Es normal que no tengas que elegir estas partes, ya que vienen con la persiana.

Accesorios de una persiana alicantina

Podrás comprar algunas piezas de la persiana por separado (por si las que tienes se deterioran o se rompen). Estos accesorios son la polea, el freno y el tirador. Podrás comprarlos de plástico o madera. También puedes comprar la cuerda. Existen muchos modelos de cuerdas para que elijas el color y diseño que más te gusten.

Acabados de la persiana

Hay algunos diseños especiales de persianas:

  • Doble: Consiste en dos persianas colgadas de un único montante. Es ideal para ventanas anchas de manera, que puedes subir o bajar por separado.
  • Los colores: Normalmente, te los darán a elegir al comprar un determinado modelo. En alguna ocasión, puedes obtener una de madera personalizada con colores RAL, como cuando eliges el color de la pintura al comprarla.

Las medidas de la persiana alicantina

Veamos las medidas que tendrás que pedir:

  • Si la instalas dentro del hueco de la puerta o ventana, resta 2 cm tanto al alto como al ancho de dicho hueco.
  • Si la instalas por fuera del hueco de la puerta o ventana, has de sumar 4 cm al ancho de la ventana o puerta y 8 cm al largo.
  • Si vas a instalar dos persianas en un mismo hueco, resta 2 centímetros a cada persiana y resta 1 cm al alto.

No olvides tener en cuenta las medidas del rollo si tienes algún obstáculo cerca de la parte donde colocarás la persiana.

Ahora, ya sabes todo lo necesario. ¡Puedes lanzarte a comprar tus alicantinas como un «pro»! Verás qué bien quedan y, además, ahorrarás dinero, pues habrás escogido los materiales adecuados para tu clima.

 

Etiquetas:

Parque Empresarial

Noticias relacionadas