NOVENA PROVINCIA

Salud no responde

 

Está claro que el coronavirus nos ha cambiado la vida a todos: pérdida de seres queridos, de empleos, de ilusiones, de carreras personales y profesionales, de cambios de forma de trabajar, de relacionarnos, de vivir, en definitiva, y nos hemos acostumbrados a distanciarnos, nos hemos acostumbrado a aislarnos en esa soledad que mata, a no darnos un beso o un abrazo o a vivir detrás de una mascarilla andante.

La única forma de combatir y vencer al bicho asesino era la de descubrir la vacuna o vacunas antídotos de este virus y eso nos podría permitir volver a una semi normalidad. Trabajo, investigadores e inversiones importantes han conseguido en un plazo que parecía imposible el antídoto deseado: las vacunas famosas, Pfizer, AstraZaneca, Moderna, Janssen y otras que se aplican en otros países. Aparentemente estábamos salvados, a pesar de las dificultades de transporte y mantenimiento de las dichosas vacunas, se compensaba con creces por la profesionalidad y el buen hacer del personal sanitario que tenemos en todos sus niveles. Gracias a todos.

Al principio todo funcionaba perfectamente. Llegaban las vacunas, aunque insuficientes, se recepcionaban, se repartían entre las diferentes comunidades, luego entre las distintas provincias, entre los distintos centros, algunos preparados expresamente para ello como pabellones o plazas de toros, recibíamos una llamada o un SMS, acudíamos y muy profesionalmente nos la administraban una primera dosis y luego en el tiempo la segunda. Magnifico, nuevamente un 10 para todos los profesionales que participan en el proceso.

Pero desde hace un tiempo algo ha cambiado y ha cambiado a peor. Se han roto los tramos de vacunación ampliándose y mezclando las franjas de edad y se ha modificado el proceso de citación. Ahora parece que hay que llamar por teléfono o bien contactar vía internet. Todo a través de Salud Responde, bien al famoso teléfono que es milagroso que lo cojan, es decir no lo cogen, al servicio CLICSALUD donde una respuesta positiva es imposible, en el Centro de Salud que además del anormal y eterno tiempo de espera te informan que no es de su responsabilidad, que es en Salud Responde o en la página de la Junta, que todavía es peor.

Esta sucesión de incidencias parece que es normal porque aquí en Algeciras he llamado hasta 27 veces (en un mismo día) y no es que comunique, es que no lo coge nadie. Y es curioso porque te hablan de franjas de edad que ya bajan de los cuarenta años mientras que ese grupo fatídico y gafado de los 60 a los 69 años, seguimos en ese limbo esperando la segunda dosis de Astrazéneca. Llamo y llamo y vuelvo a llamar… pero Salud no responde.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
12 agosto 2022 | Darío Iglesias Muñoz
Hola todos, todas, todes
 
10 agosto 2022 | José Antonio Hernández Guerrero
Descansar para sacudir el aburrimiento
 
09 agosto 2022 | Patricio González García
Blas infante
 
07 agosto 2022 | Rafael Fenoy Rico
Coronas de siempre en una nueva Jura de Santa Gadea