EN ROJO Y NEGRO

Subidón de impuestos desde antes de la crisis de 2008 al 2023

 

Este texto sirve para orientar cualquier estudio que se desee realizar sobre subida de IBI (Impuesto Bienes Inmuebles) en cualquier territorio de España. Aunque el ejemplo que se presenta pertenece a una ciudad del Campo de Gibraltar.  Pero antes de entrar en materia conviene reflexionar sobre el papel esencial que los medios de comunicación desempeñan en una sociedad que anhele conducirse en libertad. Ya que si está Vd leyendo esto es gracias a esos medios.  La libertad sólo es posible si las mentes de la ciudadanía manejan datos ciertos. Con una buena información el peligro de equivocarse es más pequeño. Ocultar información o tergiversarla, son herramientas que manejan quienes desean manejar a los pueblos para que la ciudadanía, al votar, se equivoque a su favor. Se ataca la libertad encadenando el pensamiento y las creencias de las gentes,  para de esta forma conducirlas por los caminos que el poder desea y de esta forma aprovecharse de ellas.  Y no paran de sembrar ensoñaciones, de dibujar  “quimeras” para de esta forma tapar “justificar subidas de impuestos” tapando la mugre de una inexistente gestión de los temas “menores”, “cotidianos”, pero esenciales, que hacen posible una vida social sana.  La posibilidad de que en los medios de comunicación se expresen, no sólo opiniones, sino sobre todo información veraz, es el mejor antídoto frente a conductas autoritarias. Por ello quienes se dedican a la profesión periodística asumen una grave responsabilidad ante el pueblo. Y precisamente, por el relevante papel que desempeñan en una democracia, quienes controlan los medios, que no suelen estar nada lejos de quienes tienen poderosos intereses económicos, reducen el número de periodistas y cuidan la imagen de sus sponsors.  Nada nuevo que desde que la imprenta se inventó ocurra. Aunque, en estos tiempos “post-modernos”, la capacidad de divulgación ha aumentado exponencialmente.  Y es que para que el periodismo se desarrolle es esencial que quien a ello se dedica tenga tiempo y recursos para encajar las piezas que hacen posible ofrecer a la ciudadanía una imagen fiel de lo que ocurre. Investigación, es la palabra y esto es lo que se añora en esa imprescindible profesión. Y como hay muchas personas ajenas a la profesión periodística que cuentan con buena información, con datos relevantes sobre múltiples aspectos de la realidad social, económica y política, se convierten en colaboradores necesarios para que la indagación sobre esa realidad pueda hacerse pública. Es la persona periodista quien vertebra esta imprescindible tarea y todo reconocimiento social es poco. Un tema de mucha actualidad, por el indudable impacto en las economías familiares, es el de la subida de impuestos. Y se emiten comunicados y hacen manifestaciones en foros públicos que pretenden ocultarla. Lo escrito, escrito queda y las intervenciones en plenos que son televisadas pueden verse una y otra vez, mucho mejor incluso que el antaño “luz y taquígrafos”. Y sin rubor alguno se dice por ejemplo que los impuestos NO HAN SUBIDO en años. Y no sólo queda ahí la cosa sino que esa intervención es aplaudida por un grupo de público afín a quién habla.  Pero ¿Es cierto?  Llama la atención que quienes aplauden no les dé por repasar sus recibos de los impuestos de los años pasados. Aunque solo sea para cerciorarse de que sus aplausos no son cómplices de una gran mentira. Aunque también es posible que se sea consciente de que quien habla miente pero estas gentes aplaudidoras están “obligadas” a aplaudir y punto. Se puede defender, con argumentos y datos veraces, la subida de impuestos. Se puede aplaudir una medida impopular, pero necesaria, … pero aplaudir porque lo diga tal o cual ¿cómo se califica?  Más aún cuando la prensa escrita recoge manifestaciones del tipo: “El Ayuntamiento… subirá varios impuestos por primera vez en 13 años”(28 septiembre, 2023).  Llegados a este punto  ¿es posible afirmar que los impuestos han venido subiendo? ¿Incluso que nunca han bajado desde un determinado año? Porque también algo se ha dicho de que esa supuesta bajada. Indagación: Dos fuentes: A)Datos facilitados por el propio ayuntamiento desde 2002, antes de la crisis de 2008, hasta 2018. B) Datos recogidos en los propios recibos del impuesto desde 2019 a 2022.  Cantidades relativas a incrementos de impuestos IBI de una parcela de 500 metros cuadrados, sin construcción, que no recibe ningún servicio municipal.  En 2002 pagaba de IBI todo el año unos de 65 euros. Ya en 2011 paso a 230 euros al año. Desde 2002 a 2011 pasan 10 años y el incremento fue del del 353%.  La cosa se complica en los 10 años siguientes y desde esos 230 euros año se sube a algo más de 1130 euros en 2022, lo que supone una subida del 490%.  ¿Representan estos aumentos mucho o poco?  Como de dineros se trata cabe comparar estas subidas con las experimentadas por el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ya que multitud de convenios toman como referencia ese valor para incrementos salariales.  Desde 2002, cuando el SMI era de 442 euros hasta los 950 euros de 2021 la subida del SMI representa un 214% en ese salario mínimo.  Otro indicador que parece “objetivo” sería la evolución del IPC. Según el cálculo que ofrece el (INE) Instituto Nacional de Estadística en su web: https://www.ine.es/varipc/verVariaciones.do;jsessionid= 24B28C20C9 69D1D9DD764C3F01C6ED99.varipc03?idmesini=1&anyoini=2002&idmesfin=1&anyofin=2022&ntipo=1&enviar=CalcularLa Variación del Índice General Nacional según el sistema IPC base 2021 desde Enero de 2002 hasta Enero de 2022 es del 49%”.  Si contempláramos la subida del IBI -Impuesto sobre bienes inmuebles- desde 2002 hasta el presente 2023, que pasa de 65 euros hasta los 1130 euros actuales, el incremento del IBI ha sido del 1738%.  Mil setecientos treinta y ocho por ciento.  Y la pregunta es si desde 2002 el IPC ha subido un 49% y el SMI  214%  ¿Cómo puede justificarse una subida del IBI del orden de más de 1.700 %?  ¿Qué mejoras: ¿en calles, alumbrado, equipamiento público, parques y jardines, colegios, transporte público, seguridad, …, tendrían que haberse producido para justificar tamaña diferencia? ¿Cómo puede decirse oficialmente que no ha subido en 13 años? Los datos son obstinados. En un mismo periodo el IPC sube un 49%,  el SMI sube un 214% y el IBI de esa parcela sube más de un 1700%.  ¡Qué no ha subido el IBI!  Si la proporción de subida fuera similar a la más alta de las subidas, la del SMI, esa parcela tendría que tener actualmente un IBI anual de 139 euros y no los más de 1130 euros que se le cobran. ¡Mil euros de diferencia! que en cualquier economía familiar de renta media supone un quebranto y cuando quien tiene que pagar el impuesto sólo tiene una pensión modesta para vivir se agravan las consecuencias.  En otra ocasión convendría analizar la injusta existencia de este impuesto medieval que grava la propiedad, sin tener en consideración las rentas de quienes la poseen. Mientras exista por favor mesura a la hora de imponer recaudaciones porque el IBI no sólo no debe subir sino que debe bajar drásticamente.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
20 febrero 2024 | M. Carmen García Tejera
El regreso de los profetas de José Antonio Hernández Guerrero
 
20 febrero 2024 | Patricio González García
Las marcas blancas
 
19 febrero 2024 | Rafael Fenoy Rico
Acerinox una huelga obligada y un acuerdo necesario
 
15 febrero 2024 | Patricio González García
Mujeres en la ciencia