Todos los centros de salud de la comarca ofrecen punción seca para el control de pacientes anticoagulados

Alrededor de 3.000 usuarios del sistema sanitario público de la comarca se benefician de la puesta en marcha de este sistema

Todos los centros de salud del Campo de Gibraltar disponen ya de un sistema de control mediante química seca a los pacientes que requieren de anticoagulantes orales, lo que evita que el usuario se someta a una extracción de sangre cada vez que requiere de una determinación analítica. Alrededor de 3.000 usuarios del sistema sanitario público de Andalucía en la comarca se benefician de la puesta en marcha de esta técnica, que ha sido posible gracias a la colaboración entre los profesionales del Distrito de Atención Primaria Campo de Gibraltar y de los hospitales Punta de Europa en Algeciras y La Línea de la Concepción.

El Área de Gestión Sanitaria del Campo de Gibraltar comenzó a implantar este programa en 2007 en los centros de salud de Tarifa y San Roque. El pasado año se sumó también el de Los Barrios y ahora lo hacen el resto de dispositivos de la comarca.

Para poner en marcha esta iniciativa, el Área Sanitaria ha dotado a cada uno de los centros de coagulómetros que permiten el control de los pacientes mediante una gota de sangre capilar extraída de la yema del dedo. Esta muestra es analizada por los nuevos aparatos que automáticamente reflejan el nivel de coagulación de la sangre del paciente, de forma que el profesional sanitario adapte la dosis de medicamento que el paciente debe tomar.

Además de los beneficios que aportan a los pacientes, al evitarse la extracción, una de las ventajas de los coagulómetros es que son portátiles, por lo que se pueden utilizar para pacientes en atención a domicilio.

Los anticoagulantes orales son fármacos que retardan la coagulación de la sangre, lo que impide la formación de trombos o coágulos en el interior del corazón y vasos sanguíneos en aquellas personas que están afectadas de enfermedades que les predisponen a ello. El tratamiento con anticoagulantes lleva consigo efectos secundarios porque favorece la posible aparición de hemorragias, por lo que el control exhaustivo del fármaco y, por tanto, la realización de análisis periódicos es una garantía del efecto adecuado de la medicación.

Noticias relacionadas