Ufotenio, el extraterrestre errante y sus nuevos vecinos, por J.C. Pacheco

 

Continúo mi transmisión desde el planeta tierra… Permanezco mimetizado entre los terrícolas intentando estudiar su comportamiento. Después de un largo periodo en paro he encontrado trabajo, algo sorprendente en estos días A pesar de que tengo unos conocimientos que yo equiparo a unas 35 licenciaturas de este planeta, hablo 812 lenguas y 712 dialectos me he colocado como camarero. Dicen mis compañeras que es lo normal en estos tiempos. He descubierto que el problema para obtener materias primas para hacer papel son graves en este planeta. Mi amigo Wilson, que es ecuatoriano, cuando firma la nómina solo le pagan la mitad ya que el jefe dice que el resto es para los papeles. Menos mal que en nuestro planeta la era del papel paso hace tiempo. Lo que no entiendo es por qué Wilson, sin conocer a la madre de mi jefe, habla tan mal de ella. Pero de todas formas tiene una buena relación con el jefe. Cuando el sale, Wilson se lleva a su casa todas las botellas de whisky que puede, supongo que es algo que por aquí denominan trueque.

El mes pasado alquilé mi primera vivienda. Los vecinos de arriba son muy amables y simpáticos. Los padres y todos sus hijos trabajan en el Ayuntamiento como funcionarios, está claro que los estudios que he hecho sobre la genética humana y la herencia de los conocimientos se cumple en este caso al cien por cien.

Después he tenido que ir a la Caja de Ahorros y pagar. He tenido mucha suerte allí estaba trabajando la nuera de mi vecino que me ha ayudado mucho. Lástima que la herencia genética no le haya alcanzado a ella.

Ya solo me faltaba darme de alta en el contrato del agua. Hoy parece que era mi día de suerte, con lo grande que esta ciudad, allí me he encontrado trabajando a mi vecina de abajo. La verdad es que soy muy afortunado con mis vecinos. Entre todos nos llevamos muy bien, en especial ella que es muy atenta y cariñosa con mi vecino, el que trabaja en el Ayuntamiento. Este señor es realmente muy laborioso aparte de todas las horas que dedica a trabajar también dedica mucho tiempo a la política.

De vuelta a casa me he encontrado con el hijo de la portera. Me comenta que él está estudiando oposiciones para trabajar de funcionario y que hay un error de apreciación en mis observaciones. Que básicamente no se cumplen en todos los casos y que a muchos, a demasiados, les cuesta grandes esfuerzos y muchas horas de estudio poder trabajar como funcionarios. Supongo que él hace estos comentarios porque no tiene herencia genética.

Bueno creo que hoy ya me merecía un descanso. Me senté en el sofá con una bebida muy agradable al gusto y que aquí llaman «cervecita». Puse la televisión local y ¡No me lo podía creer! era el cuñado de mi vecino. Está claro que no me he equivocado en la zona de residencia. Fin de la transmisión…

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
07 agosto 2022 | Rafael Fenoy Rico
Coronas de siempre en una nueva Jura de Santa Gadea
 
07 agosto 2022 | Patricio González García
Hablar por hablar
 
07 agosto 2022 | Rafael Oliva
En Los Barrios debemos hasta de callarnos
 
03 agosto 2022 | Patricio González García
Ni de izquierda ni de derecha