Veinte cursos volando. Veinte años gestionando ilusiones

Esto de rememorar, recordar fechas que a nivel de personas e instituciones marcan nuestra existencia es una antigua tradición. Es remontarse a recordar con emotividad como nace y crece un proyecto. En nuestro caso un proyecto que ha estado destinado a ocupar un espacio en la vida de muchas personas, no solo de los jóvenes que han pasado por el instituto a lo largo de estos veinte cursos, también de toda las personas que han hecho posible estos años.

En septiembre de 2000 nació el instituto Carlos Cano, que pudo llamarse de muchas formas. Cerca de la línea de meta llegaron nombres como Alcornocales, siglo XXI, o Nuestra Sra. del Rosario. El claustro decidió acertadamente ponerle el nombre del cantautor y poeta andaluz, uno de los representantes más destacados de la música de Andalucía, que había fallecido recientemente.

Sus terrenos estuvieron en parte ocupados a principios del siglo XX por el Cuartel de Santiago.

El edificio fue construido por el ayuntamiento, y proyectado por el arquitecto municipal de la época, previo convenio con la delegación de educación. Fue sin duda, una manera de afrontar su construcción original y única, ya que tras su construcción fue pagada al ayuntamiento por la Consejería de Educación, lo que no era nada habitual.

Un 22 de septiembre de 2000, el presidente de la Junta de Andalucía inauguraba el instituto. Eran las 11:15 de la mañana cuando el nuevo centro comenzaba su andadura. A las 12:30, terminado el acto oficial, el alumnado pasó a las pistas de recreo, se les dio la bienvenida y una breve presentación, y cada grupo acompañado por su tutor entraría por primera vez a su aula correspondiente. Poco más de 30 profesores fueron los encargados de este primer curso, de ir solucionando los problemas propios de un centro de nueva creación que ya nació casi pequeño, ya que el primer año se sobrepasó el número de solicitudes de matrículas ofertadas. También ha habido varios años que hemos estado entre las ratios más elevadas de Andalucía (número de alumnos por clase). Fueron tiempos de mucha voluntad, de complicaciones, de problemas, que poco a poco se fueron solucionando. Del primer viaje fin de curso a Isla Mágica, de los problemas de varios tipos que acarreaba que alrededor de él, todavía sin cerramientos (fueron del año 2008), se ubicase la “movida juvenil” del municipio.

Ya aparecía los claustros el problema de la falta de profesorado que no se le asignaba al centro. Poco a poco se fue creciendo en alumnos y en profesores, en 2003 ya pasaba de 40 el profesorado del claustro.

Y seguía siendo un centro con aires reivindicativos, se daban pie a ese movimiento por la novena provincia. Al analizar los datos de los centros TICs de la provincia de Cádiz, se padecía una clara discriminación del Campo de Gibraltar respecto a otras zonas, ya que después de varios años pidiendo su inclusión como instituto TICs  (que significaba contar con dispositivos móviles, tales como ordenadores y tabletas con conexión a Internet para todo el proceso de enseñanza aprendizaje), era evidente que solo llegaba este privilegio a zonas de la Bahía y de Jerez. El claustro del centro, decidió contactar con otros directores de la comarca para poner esta situación en conocimiento de las autoridades locales y comarcales.

Otra de las reivindicaciones además de intentar desde 2002 que el centro fuese Tics, era, desde 2004,  proponer al centro para que se impartiera bachillerato, o intentar que el centro fuese bilingüe, todo llegó pero con bastante retraso. Fue nombrado centro TIC en 2006, centro bilingüe en 2008, se le asignó el bachillerato en 2014. También se solicitó, haya por 2009, un ciclo de formación profesional de electricidad, pero ese se olvidó en algún cajón de la consejería.

Una vez conseguidos los programas y proyectos educativos, continuó con más ímpetu si cabe ese afán aventurero-pedagógico, y alumnos y profesores del centro han visitado en intercambios, Polonia, Alemania, Irlanda, Italia, Francia, Islandia, Turquía, Chipre, Croacia, y a día de hoy estamos inmersos en distintos proyectos. Estos últimos cursos tenemos, relacionados con la robótica, dos proyecto con varios países;  Suecia, Polonia, Macedonia, Estonia, Portugal, Italia, Turquía.

En la actualidad la oferta educativa de nuestro centro incluye ESO y Bachillerato, en sus modalidades de Ciencias Sociales y Humanidades y Ciencias, y cuenta con diferentes planes y programas educativos como bilingüismo, TIC, Plan de Bibliotecas, Escuela Espacio de Paz, Plan de Igualdad, etc.

Comenzamos nuestra andadura con la LOGSE, luego se implantó la LOCE, la LOE, la LOMCE, y estamos esperando la llegada de la LOMLOE, cinco reformas educativas en veinte cursos. Me temo que son cambios legislativos en el sistema educativo hechos por pedagogos y políticos que poco conocen la verdadera realidad cotidiana de un aula.

El resultado, que probablemente sea reflejo de la sociedad, ha sido un sistema hiperburocratizado, la cada vez mayor falta de confianza de los padres en el profesorado, y un alumnado con cada vez menos ganas de aprender.  El modelo de pensamiento actual hace de esta una época compleja para pertenecer al profesorado. Nos enfrentamos a que hoy día, todo sin excepción es relativo, nada es verdadero ni definitivo. No existe una verdad sino que cada quien tiene la suya, y cada opinión es igualmente respetable por absurda o estúpida que sea. Esto desvirtúa al profesor como digno conocedor de su materia.

A pesar de todo no hemos perdido la esperanza, cuando hay afecto y vocación, cuando se gestionan las ilusiones, cuando hay un intento diario de que el interés por conocer vuelva a las aulas, cuando vemos que para algunos todo lo hecho merece la pena, seguimos adelante agitando conciencias y apoyando futuros.

Este curso 2020/2021 nuestro centro ha cumplido 20 años de andadura. Nacimos con el siglo, somos un instituto adaptado a las nuevas necesidades educativas del siglo XXI. Cerca de ochocientos alumnos, sesenta y siete profesores, y casi una decena de miembros del personal de administración y servicios habitamos este universo. Hoy día es una institución activa e inserta en la realidad de Los Barrios. No ha sido fácil.

Noticias relacionadas