PLAZA DE LA IGLESIA

A modo de reflexión y denuncia

 

Sí, estoy un poco cansado. Cansado de excusas, de políticas populistas, de promesas incumplidas, de echar la culpa al otro, de la política del brazo en el hombro que te dice “sí a todo” y luego nada de nada. Y, como yo, muchos vecinos y vecinas de Los Barrios. No hace falta más que sentarse en un bar y tomarse un café para tomar la temperatura de este hartazgo.

A veces falta sensatez, coherencia, sentido común y mucho trabajo. Trabajo por las pequeñas y medianas empresas de Los Barrios, dando oportunidades y facilidades. Quizás, de esta manera, muchos que quieren podrían apostar, y otros, no se verían obligados a cerrar. Trabajar por la limpieza y belleza de nuestro pueblo (parques y jardines, casco histórico, plazas, monumentos). Reclamo turístico. No sólo por los que vivimos aquí, que tenemos derecho a ello, también para los que vienen de fuera. Hace tiempo que Los Barrios dejó de ser envidia del forastero como lo fue en otros tiempos. Nunca estuvo Los Barrios en las condiciones actuales. Ni en sus peores momentos. Trabajar por un pueblo con más encanto, donde se cuiden nuestras tradiciones, aquello que nos define como pueblo. Está bien innovar pero ¿Qué pasa con lo nuestro? Apostar por nuestras cosas, no sólo es “hacer acto de presencia”, que también es necesario. Es trabajo, inversión, impulso, y mucho mucho cariño. Respaldo y apoyo de nuestras instituciones. Hay quienes tienen ideas y propuestas culturales para el pueblo y ni siquiera son escuchadas. Esto se llama dejadez. Trabajar por la vigilancia y la seguridad tampoco es un tema baladí. Es necesario y urgente.

Trabajar por nuestro polígono industrial, un potencial no sólo económico, también para ofertar puestos de trabajo, especialmente, para los vecinos y vecinas de Los Barrios. ¿Qué se hace por los jóvenes?, ¿Qué ámbitos culturales, de ocio, laborales se les ofrece? Si algo tan insignificante como es la ampliación del horario de la Biblioteca no se les concede ¿qué pueden esperar? Quizás falte también gestión y olvido por nuestro patrimonio, el poco que tenemos: la plaza de toros, la piscina municipal, la Casa Urrutia (mal aprovechada), el deterioro del recinto ferial, el antiguo cine de verano, las casas rurales, Cucarrete, el Parque Natural de Los Alcornocales, un potencial turístico y económico sin explotar.

Decía un amigo: “hay muchos sombreros para tan pocas cabezas”. Quizás sea un poco eso. Quizás sea un poco de todo. 

Sé de sobra que la situación económica de nuestro Municipio es alarmante. No somos ilusos. Pero creo y muchos también lo creen, que falta solvencia, gestión, criterio y, para esto, amigos y amigas, no hace falta dinero. Ánimo y adelante.

 

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
12 agosto 2022 | Rafael Fenoy Rico
Felipe VI y la Espada de Bolívar
 
12 agosto 2022 | Darío Iglesias Muñoz
Hola todos, todas, todes
 
10 agosto 2022 | José Antonio Hernández Guerrero
Descansar para sacudir el aburrimiento
 
09 agosto 2022 | Patricio González García
Blas infante