MONTE DE LA TORRE

Algo de mí se va muriendo

 

(En memoria de mi querido amigo del alma, Rafael Gil Correro. Por  ti  van estas  palabras  que desearía   fuesen  ramito  de flores,  pero  lo  son  de  sentimientos.)

Este  título   parece   sacado   del  disco  de  Camilo   Sesto  pero  es  una   auténtica  realidad. Hoy   también  se  ha  muerto  algo  de  mí. En esta vida no fallecemos de golpe. Es  tan  malvada la  muerte  que  nos  va  arrebatando  seres  queridos  para irnos  matando  día  a día, .golpe  a  golpe  de  sumadas  tristezas mientras,  su  insaciable   dogo, el dolor,  nos  muerde.

La  Parca  maldita me  ha  llevado,  en fechas  tan de   visitar cementerio , a  ese  hermano   mayor que  no es  de sangre   pero  así  lo considero  ya  que, nuestra fraternal amistad  es    heredado  de  nuestros  padres, pues  era muy grande  el  cariño  que se tenían nuestras  respectivas familias. 

Rafael,  tú  y yo  en  Murta  y Fatiga   disfrutamos   de  los  primeros  rayos  del  sol  de  la  vida; por eso ,  aunque  parecemos físicamente débiles,  somos  tan duros  como las  mismas  cepas  de esos  lentiscos  de  nuestros  Alcornocales.

Amigo, heredaste  de tus  padres   el tener siempre  la puerta  de tu casa  abierta   a  los  que    nos  acercábamos a  tomar  un café  y  pasar  un rato  entrañable  contigo, tu adorada  esposa  Pepi , hijos  y familia  que  junto  a  ti  estaban . En  La calle  Murcia  de  Los  Barrios  sabía  que  bien recibido era  quien  te visitara.  Gracias  a  personas  como tú y tu familia,  la   tradición  campesina,  los  valores  del rural  siguen  en  las  viviendas  barreñas  muy vivos;  por eso, Rafael ,  yo  estaba  feliz  al encontraros en ese  hogar y  aunque  fuera  invierno  en la  calle, ahí siempre  estaba  el mejor calor, la amistad  auténtica  que saben  dar  esa familia  que  forma el árbol  Correro-  Alconchel.

 Rafael, amigo,  aunque   los fieros  perros  de  la enfermedad  te estuvieran mordiendo  siempre  tu boca  se abría  para  trasmitir  esperanza. Eran tus  palabras  llama  que animaba  a  la  vida   y  en tus  labios permanente  esa sonrisa  que  parece  flor  de  agradecimiento por  ver un nuevo  día . Ese rictus es  propio  de  los  que  dan gracias  a  la  vida  por tener  la  mejor riqueza, la  que  como tú se ganan  a  pulso, el  ser muy querido  por  su entorno ,  familia  y vecinos.

Cuando  iba  por  ahí  en más  de  una ocasión  me  acompañaste  al  camposanto  a  rezar  a  nuestros  difuntos.  Hoy , cuatro y media  de  la tarde cuando  escribo  estas  palabras , que  si fueran  plasmadas  con tinta  estarían ilegibles  con el  pesar  que  me  aflige, solo  te  pido  que, como tú  encontrarás  de  par en par  abiertas  las  puertas  de  la  casa  de  los cielos, sepas  que  si  en la  tierra  la enfermedad  te fustigó  también  Dios , desde  que  naciste, te  ofreció  un hogar  de  felicidad  por  eso  tú, siguiendo  ese ejemplo, construiste  con tu  Pepi  uno  similar.  Y eso  el ser  persona  de  bien  es  lo más  grandioso  para  los  que  contigo  hemos caminado  por  alguno  de   los  terrenales  senderos.

Nunca  olvidaremos  al  que  deja  su imborrable  huella, hombre  íntegro  y ejemplar. El  adminiculo,    el consejero,  el  fiel  a  la  palabra  dada.

Fue  nuestro último abrazo  en la  pasada  Fiesta  de La  Tagarniná; nos  lo dimos  en un ambiente  en el  que  nos hemos  criado   y tanto  nos  gusta vivir, en los aires  que  huelen  a  cocido  de  tagarninas, a  “jongos”  y a espárragos.

Cada  vez  que  pise  el  querido  suelo  de  esa  noble población  iré  a  mantener  un soliloquio  contigo  ahí, donde  nunca  estarás  solo. 

Hasta cuando nos llegue  la última  hora  seguiremos  rezando  por  ti, dando gracias  porque cuando bebé mi sacarás en más de una ocasión de la cuna panera  y, con el permiso  de mi madre,  me mecieras  en tus  brazos.

En paz descanse  quien siempre  paz  tuvo  y entregó  a  su entorno.

Nos  dejas  tantos bonitos recuerdos que ellos nos dan la fuerza   para   decir:

-“Nunca  muere  quien  es sembrador de bien”

Desde  esta columna  quiero trasmitir,  en la distancia  física  pero nunca  sentimental ,  mi  condolencia  a  su  esposa, hijos , hermanos/as  y demás  familia  y,  les  hago  saber    que  con él  se  muere  algo  de mí  que ya nunca tendré, ese abrazo  fraterno  de  quien  te  vio nacer  y  guio  tus pasos  con  la  mano  sincera , la  propia  de  un  verdadero  guía y confesor.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
04 febrero 2023 | Patricio González García
Descrédito
 
02 febrero 2023 | Patricio González García
El Ave Sevilla-Málaga