Consejos para abrir una panadería

Las panaderías son un tipo de establecimiento de restauración muy popular, que permite expresar la creatividad culinaria y servir a un mercado único. Nadie puede resistirse al olor del pan recién hecho en el horno, o a la vista de pasteles y bollos de aspecto delicioso en la encimera.

No obstante, si quieres abrir una panadería, lo primero que debes saber es que abrir este tipo de negocio requiere mucho más que puro talento. El talento impulsará tu negocio, pero una planificación adecuada lo pondrá en marcha. Para empezar con buen pie, he aquí los ingredientes necesarios para tener éxito.

La planificación es la clave

En cualquier negocio, es importante tener un plan bien pensado. Empieza por identificar el tipo de panadería que quieres abrir. ¿Será del tipo tradicional, con panes horneados a diario, o tendrá más pasteles y bollería? ¿Vas a abrir una panadería/cafetería con espacios para que los clientes disfruten de tus productos horneados y del café? Las posibilidades son infinitas, por lo que debes ser más específico en cuanto al tipo de negocio que pretendes abrir, ya que esto repercutirá en el presupuesto, en el equipamiento y en las opciones de alquiler.

Evalúa el presupuesto

Determina el coste de puesta en marcha, es decir, la cantidad que necesitarás para adquirir equipos, herramientas, materias primas, diseño, aprobaciones del ayuntamiento y obtener un espacio de alquiler para tu negocio. Ten en cuenta que su negocio puede no dar beneficios nada más abrirlo, así que tendrás que calcular cuándo alcanzarás el punto de equilibrio y los fondos que necesitarás para mantener tu panadería hasta llegar a ese nivel.

Compra de equipos

Una panadería comercial requiere un equipo más sofisticado que un horno casero, una batidora y unos cuantos moldes, sobre todo si pretendes producir artículos de panadería a granel. Por lo tanto, una parte importante del capital inicial se destinará a buscar el equipo adecuado. Prepara una lista de la compra con todo lo que necesita, desde hornos y cortadoras de pan hasta batidoras de horquilla y laminadoras. 

Además, ten en cuenta que este tipo de maquinaria requerirá mantenimiento y revisiones periódicas para su mejor funcionamiento y siempre será buena opción incluir reguladores de voltaje como los diodos Zener para evitar sobrecargas eléctricas.

Busca un buen espacio

El tamaño del espacio de alquiler depende del tipo de panadería que pretendas abrir. Naturalmente, una panadería con una cafetería anexa requiere más espacio que una de tipo mostrador en la que los clientes entran, compran el pan y se van. También existe el tipo de panadería con cocina en la que se reciben pedidos y se atienden desde un local comercial.

Cuando se trata de espacio, la ubicación lo es todo. Si quieres atraer a los clientes, debes ir a los lugares que éstos frecuentan. ¿No es necesario atender al tráfico peatonal? La ubicación depende de los objetivos de tu negocio y del tipo de panadería que tengas.

Planifica el coste de los productos

Recuerda que hay mucho que hacer para llevar ese pan desde el mostrador de su cocina hasta las manos de su cliente. Ten siempre en cuenta todo el proceso de producción de alimentos a la hora de determinar los precios de venta al público de tus productos de panadería. 

Para muchos pequeños panaderos, el precio de venta al público suele basarse en el tiempo que se tarda en elaborar el producto y el coste de los suministros. Pero asegúrate de tener también en cuenta otros elementos como la limpieza, el embalaje, la marca y la publicidad.

Esfuérzate por ser original

En una ciudad en la que no eres la única panadería de la zona, es importante identificar tu propuesta de venta única. ¿Qué es lo que hace que tus productos se diferencien del resto? ¿Tienes servicios de valor añadido que no se parecen a los de tu competencia? Si eres igual que los demás, trabaja duro para ser el mejor en lo que sabes hacer. Sé el único panadero que puede proporcionar a la ciudad el tipo de golosinas que tú haces.

Comercializa tu producto

Aunque no tengas intención de aceptar pedidos en línea, la presencia en Internet puede ayudarte a comercializar tu producto. Entra en las redes sociales, aprovecha la publicidad de boca en boca, haz que tus amigos y familiares comercialicen tu panadería. Hazte ver.

Consigue ayuda

Es imposible que lo hagas todo tú solo. Aunque puedes confiar en tu talento y en tu trabajo duro para el proceso de producción de alimentos en sí, necesitas personas que te ayuden a llevar el negocio sin problemas. Planifica la contratación de personal en función del tipo de panadería que pretendas abrir. 

Algunos propietarios de pequeñas tiendas suelen empezar con una plantilla compuesta por ellos mismos y quizá uno o dos miembros de la familia. Es posible que necesites más a medida que tu negocio crezca.

 

Etiquetas:

Parque Empresarial

Noticias relacionadas