El Ayuntamiento publica un bando con medidas para ahorrar en el consumo de agua y afrontar la situación de sequía

La delegación de Medio Ambiente, que dirige Isabel Calvente, se hace eco de las resoluciones que ha adoptado el Ayuntamiento de Los Barrios para combatir la sequía y que se han hecho públicas hace escasos días en un bando de alcaldía. Dichas medidas se amparan en las decisiones que al respecto ha adoptado el gobierno de la Junta de Andalucía para hacer frente al problema y se suman a las que desde el Consistorio barreño ya se venían implementando.

En virtud de este bando, la autoridad municipal prohíbe terminantemente el baldeo de calles, el riego de jardines y zonas verdes y el llenado de piscinas, sean de carácter público o privado; el lavado fuera de los establecimientos autorizados; el llenado de fuentes ornamentales; el uso de dispensadores de agua con suministro de red que carezcan de grifo de cierre automático; las duchas de playas que carezcan de grifo de cierre automáticos y el mantenimiento de llaves de paso abiertas en dependencias municipales fuera del horario laboral y en los colegios fuera del horario lectivo.

La declaración del Campo de Gibraltar como zona de excepcional sequía por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, mediante orden del pasado 7 de octubre, poniendo de relieve la gravedad de la situación que está provocando la falta de lluvias, y las directrices establecidas por la Comisión de Gestión de la Sequía de la Demarcación Hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas constituyen el marco en el que se circunscriben las acciones que desde el Ayuntamiento se implementan ahora para racionalizar los recursos hídricos y no despilfarrar ni una gota de agua.

Los niveles en los que se encuentran actualmente los embalses de Charco Redondo y de Guadarranque, los dos principales para el abastecimiento de la comarca muestran valores que dejan poco lugar a la duda. A día de hoy el de Charco Redondo almacena apenas unos 16 hectómetros cúbicos y está a menos del 20 porciento de su capacidad, en tanto que el de Guadarranque cuenta con unos 27 hectómetros cúbicos y está al 30 por ciento de su capacidad total.

“Aunque afortunadamente estos últimos días está lloviendo, la sequía que sufrimos es muy preocupante y está teniendo importantes repercusiones medioambientales y socioeconómicas”, señala Calvente.

“Desde el Ayuntamiento de Los Barrios, a través de las delegaciones de Parques y Jardines y Obras y Servicios, se han tomado iniciativas a lo largo de los últimos meses en materia de riego y mantenimiento de zonas verdes para afrontar estas dificultades. Además, se han llevado a cabo campañas de concienciación y sensibilización medioambiental sobre la necesidad de controlar el consumo de agua en hogares, comercios e industrias, pero la escasez de precipitaciones es un fenómeno recurrente, cada vez más acentuado por estas latitudes, que, lamentablemente, persiste y continuará persistiendo con el avance del cambio climático”, explica la delegada de Medio Ambiente.

Noticias relacionadas

 
17 agosto 2022 | Redacción
Nueva jornada de búsqueda de Paco Cano