El Ayuntamiento trabaja en la reducción del consumo de energía de la piscina cubierta

Delgado recuerda que el mantenimiento de la piscina es uno de los suministros más caros que soporta actualmente el Ayuntamiento. “Nos han propuesto la instalación de placas fotovoltaicas en la piscina, lo que supondría que estas instalaciones podrían ser autosuficientes desde el punto de vista energético”, explica el delegado, quien ha añadido que la empresa le ha informado de que el ahorro en el consumo de energía podría ser de hasta un 36 por ciento.

“Ya hemos dado un primer paso en este proyecto, y a partir de ahora vamos a seguir trabajando para reducir el consumo de nuestro Ayuntamiento, tal y como hemos hecho en los últimos 5 años, pasando de 700.000 a 500.000 euros anuales”, ha declarado el también responsable de Alumbrado Público en el municipio.

Noticias relacionadas