El Campo de Gibraltar feudo del movimiento anarquismo durante la II república

En esta sección el profesor e historiador, José Manuel Algarbani, da a conocer documentos y fotos sobre la república, guerra civil y posguerra relacionados con el Campo de Gibraltar.

El Campo de Gibraltar pertenece sin duda a la Andalucía anarquista durante la II República. Había un movimiento anarquista bastante poderoso en La Línea y Algeciras sobre todo.

Se aprecia, por ejemplo, en que la provincia de Cádiz y más concretamente la comarca tuvo los índices más altos de abstención de España en las elecciones de 1933. En estas elecciones ganó la derecha, debido a la consigna de la CNT de que sus seguidores se abstuvieran de votar. En el denominado por la historiografía “bienio negro”, Cádiz tuvo el mayor índice de abstención un 66,73%, seguido de Sevilla con el 50,16 % y Málaga con el 49,47 %. En la comarca por citar las poblaciones con mas presencia del movimiento anarquista, Algeciras tuvo un 79,6 %, San Roque 78,3 % ó La Línea un 75,4 %. La abstención de los anarquistas beneficiaba a la derecha por lo que se hablaba de los anarco-carranzistas, en alusión al apoyo implícito al líder de la derecha gaditana Ramón de Carranza.

En la comarca se aglutinaban en torno al Sindicato Único de Trabajadores. Sindicato que se organiza en secciones, en el caso del documento es la sección de “artes blancas” (correspondiente a panaderos y pasteleros) la que se dirige a la población en general.

El plan de acción tenía como fundamento sus normas de acción directa, como la que se expone en el documento, donde se explica claramente a quien va dirigido y el boicot que se pretende. Esta organización obrera, por acuerdos de sus plenos y congresos, tenía establecida que ninguna asociación adherida a la CNT podía formar parte de los organismos oficiales, ni admitir la intervención oficial en ninguno de sus actos.

También para la prensa libertaria, será un núcleo relevante el Campo de Gibraltar. Habrá periódicos efímeros y mal conocidos. “Alba Roja” en La Línea o “Redención” en Algeciras. Más tarde aparecerá “La Protesta” que cesaría en 1933 a raíz de unas informaciones sobre los sucesos de Casasviejas.

El movimiento anarquista, escindido entre la corriente posibilista de Pestaña y el sector revolucionario de la FAI, crecía a nivel numérico y en extensión, prueba de ello es que en el Campo de Gibraltar el apoyo que se le dio con sus votos a Ángel Pestaña, líder del Partido Sindicalista fue determinante para que fuese diputado por Cádiz en las elecciones de febrero de 1936.

Prueba de su fuerza es el número de afiliados y su crecimiento desde 1931 a 1936. En Algeciras en una población de unos 22.000 habitantes, unos 3.000 eran afiliados en 1931, pasando en 1936 a 4.783 afiliados.

En La Línea crecerá entre 1931, con 35.000 habitantes y 2.340 afiliados a 2.800 en 1936.

El anarquismo andaluz fue represaliado tanto por gobiernos monárquicos como republicanos (desde los Borbones, con la Restauración, o con la primera o segunda república).

Noticias relacionadas

 
02 enero 2022 | Diego Jiménez Relinque
La lluvia de diciembre en Los Barrios
 
26 diciembre 2021 | Alfonso Pecino López
Setas, esquivas y seductoras