La déspota ilustrada


>
 

 Mal fichaje ha hecho el PSOE con esta alcaldesa, que no ha sido elegida democráticamente y que con cada golpe de decreto muestra más semejanzas con una anacrónica monarca absolutista que con una representante política del siglo XXI.

Es evidente que sus decisiones, muy personales y nada sabias, sólo tienen como fin consolidar su matriarcado. El perfil de una persona lo definen sus actos, más que sus palabras. No ha tardado en deshacerse de la delegación de Políticas Sociales, aunque debe su irrupción en la escena política a esa postiza imagen altruista que se fabricó por su apoyo a la causa saharaui, de la que pronto se ha olvidado, y a otros colectivos desfavorecidos, a los que no duda en utilizar cuando se tercia.

Sin embargo, pronto asumió Economía y Hacienda por la renuncia de Juan Montedeoca, un obstáculo menos, y luego Urbanismo -la de fortunas que se han hecho en España con esta delegación-, Vivienda, Contratación, Personal y Seguridad Ciudadana. Es decir, la alcaldesa concentra todas las delegaciones que significan poder.

Es cierto que la ley atribuye al primer edil todas las delegaciones, pero lo mínimo en una sociedad democrática es que encomiende la mayoría de ellas a los concejales, que lo haga con diálogo y consenso y no convierta a los demás miembros del equipo de gobierno en meros asistentes, o correveidiles. Pero, volviendo al principio, eso sería mucho pedir a una gobernante que ha sido impuesta.

Ángeles Ariza es licenciada en Ciencias de la Educación, y viendo cómo se comporta en política me preocuparía muchísimo que esta mujer dirigiese la educación de mis hijos. Así que tras haber sido directora de dos centros de enseñanza en Los Barrios, su actitud hace pensar en la cantidad de decisiones arbitrarias e injustas que haya podido tomar durante esos años.

Su gestión rezuma un talante profundamente antidemocrático con moderación en las formas: decretazos y traslados forzosos en el personal, aunque sin gritos, más bien la callada por respuesta, saludos cuando le apetece y una forzada sonrisa. Es, en resumidas cuentas, una déspota ilustrada fuera de su tiempo.

El secretario provincial, González Cabaña, echa mano de las vacaciones como recurso para ganar tiempo y decidir mientras con la ejecutiva regional como arreglar el entuerto. ¿Y la oposición? Espera. El gobierno socialista agoniza, cuestión que ya admiten los propios ediles del PSOE, incrédulos de que se pueda obtener un buen resultado en los próximos comicios en estas condiciones.

Mientras, la autocracia de este pequeño plagio del antiguo régimen europeo en que se ha convertido la alcaldía de Los Barrios se extiende a otras dependencias municipales donde funcionarios, igualmente ávidos de poder y dinero, han hecho causa común con la alcaldesa, aunque algunos juegan con dos barajas por si las cañas se tornan lanzas. Y sé lo que me digo.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
16 julio 2024 | José Antonio Hernández Guerrero
Cultivar la amistad
 
15 julio 2024 | Patricio González García
Trump es ya una leyenda
 
15 julio 2024 | Rafael Fenoy Rico
Ayudas, Ayudas: Derecho a recibir deber de dar
 
12 julio 2024 | Patricio González García
Recuerda vivir